Hoy es 6 de octubre y se habla de

El gas castiga la fabricación de cerámica: es la industria que peor funciona en la Comunitat

7/07/2022 - 

CASTELLÓ. El desmesurado coste del gas, que se ha vuelto a disparar, con precios por encima de 160 y 170 euros el megavatio hora esta semana, vuelve a dejar huella en la fabricación de revestimientos y baldosas cerámicas. Tal y como ya hiciera a principios de año, después de los elevados picos de precios de finales del pasado, el índice de producción industrial de las factorías azulejeras vuelve a caer. 

En concreto, en el pasado mayo el descenso interanual fue del 12,7% respecto al mismo mes del año anterior. Aunque el descenso es menor que el registrado en abril (cuando el desplome fue del 25,8% debido a los elevados picos del gas de marzo, por encima de 220 €/MWh), es la segunda vez en medio año (la otra fue en diciembre y enero) en que la principal industria castellonense acumula dos meses de caída productiva. Algo así no se veía desde el inicio de la pandemia. 

Con ello, y tras la gran caída de actividad en las factorías de enero (-16,4%), en el acumulado anual la cerámica no ha mejorado la productividad en ninguno de los cinco meses de este 2022 respecto al pasado 2021. Y ahora esta tasa de variación media anual se sitúa en el -8,3%. 

El comportamiento más malo

No hay ninguna otra actividad de la Comunitat que tenga guarismos tan negativos. De hecho, en marzo solo cae la producción en otra rama industrial: las manufacturas diversas; reparación e instalación de maquinaria y equipo, y tan solo un exiguo 0,4. En cuanto al acumulado del año, sí caen otras tres, la maquinaria y equipo (-7,9%), la madera (-1%) y la química (-0,4%). Eso sí, en la tasa anual corregida con los efectos estacionales y de calendario, estas tres tienen tasas de crecimiento positivas, mientras el desplome del azulejo se acentúa hasta los 18,3 puntos negativos. Solo las manufacturas diversas caen (-0,8%) en esta clasificación. Tanto número negativo en la cerámica solo puede deberse a una cosa: el desmesurado coste de su principal input productivo, el gas. 

Lo peor, por delante

Y lo peor es que esto no tiene visos de parar. De hecho, después de que la patronal azulejera Ascer ya haya advertido del coste que el incremento de la factura energética le va a suponer en este ejercicio, su secretario general, Alberto Echavarría, también ha alertado de que todo ello se puede traducir en la destrucción de "puestos de trabajo que veníamos creando". Con todo ello, habrá que estar atentos a lo que el sector tiene que afrontar en los próximos meses.

next