Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Gobierno estudiará con la FEMP el gasto de casi 10.000 millones de superávit y remanentes locales

20/04/2020 - 

MADRID. (EP). El Gobierno estudiará con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) el gasto del superávit y los remanentes que acumulan las entidades locales en políticas y medidas que ayuden a la reconstrucción del país ante la pandemia del coronavirus, unos 10.000 millones de euros en total cuyo gasto deberá autorizar el Ejecutivo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido este lunes con los 27 miembros del gobierno de la FEMP encabezados por su presidente, Abel Caballero, dentro de la ronda de contactos que está realizando con partidos políticos y agentes sociales para abordar la salida de la crisis por el coronavirus.

Caballero ha explicado al terminar que los ayuntamientos van a poder utilizar el superávit de 2019, unos 3.830 millones de euros, y otros 7.000 millones de remanentes de años anteriores "para la reconstrucción social y económica" de cada municipio. Para decidir cómo se aborda esta inversión y en qué medidas concretas, especialmente sociales, la FEMP se reunirá esta semana con la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que coordinará el proceso de retirada del confinamiento, y con el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El Gobierno deberá autorizar a los municipios este gasto porque lo tienen prohibido por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, lo que deberá hacerse mediante reforma de esta norma o decreto ley, ha dicho Caballero. "Lo que hay que estudiar es en qué se gasta y eso es lo que vamos a acordar con la vicepresidenta y con el ministro", ha asegurado Caballero, que ha insistido en el criterio de los municipios de que ese dinero les pertenece y deberían tener libertad para utilizarlo.

El presidente de la FEMP ha insistido en la importancia de que las entidades locales puedan recurrir a estos fondos en un momento tan crítico como el actual y eviten gasto a su vez de otras administraciones, para lo cual ha resaltado la importancia de la coordinación.

Ha subrayado que además de gastar estos fondos, la Federación reclama que se ayude económicamente a las entidades locales que no tienen superávit ni remanentes que gastar. Ha apuntado al respecto con tono crítico que desde que comenzó la crisis por el Covid-19 no han recibido dinero de las Comunidades Autónomas, aunque estas sí han obtenido transferencias del Gobierno para hacer frente al Covid-19, y han utilizado sus propios recursos para hacer frente a la situación en cada municipio.

"Nuestra contribución a la marcha del país se hizo únicamente con los recursos de las corporaciones locales, sin recibir ni un euro de las Comunidades, que sí recibieron 319 millones del Gobierno de España. Y vamos a seguir ateniendo estas cuestiones", ha añadido.

Papel en el desconfinamiento

Abel Caballero ha puesto en valor la reunión del gobierno de la FEMP con el presidente del Ejecutivo, segunda que se produce entre estas dos instituciones en democracia, porque sólo se había celebrado otra anterior en 2008. Sánchez se ha comprometido hoy a celebrarlas cada quince días, en línea con los encuentro semanales que mantiene con las CCAA. "Queremos formar parte de la arquitectura del Estado con nuestras competencias", ha dicho el también alcalde de Vigo.

Entre otras cosas, porque el papel de los ayuntamientos en el final del confinamiento de la población "va a ser central", ha subrayado. Ha asegurado que las medidas impuestas se irán retirando de forma gradual y diferenciada por territorios, pero no por Comunidades Autónomas sino en algunos casos incluso por ciudades o provincias.

Ha asegurado que los ayuntamientos participarán también de esa planificación --"estaremos en el proceso"-- y aportarán su opinión, aunque hay técnicos y expertos preparando el terreno, ha dicho. Por ejemplo, para evitar que las zonas que tengan que ir más lentas en el desconfinamiento "contagien" a las que puedan adelantarse.

"Por sentido común, tiene que haber diferentes parámetros para que si algunos van delante, estén aislados de otras zonas con nivel más atrasado del desconfinamiento. Es una de las cosas que tenemos que preparar con el Gobierno y los técnicos", ha asegurado. "La complejidad de la desescalada es muy fuerte", ha agregado.

Críticas a la Xunta

El también alcalde de Vigo ha reiterado asimismo que, mientras otros regidores le han transmitido que mantienen contacto con los gobiernos de sus comunidades autónomas, él no haya recibido "ninguna llamada" del presidente o los conselleiros de la Xunta.

De este modo, ha señalado que se han registrado "posiciones distintas" en las relaciones de los gobiernos regionales con las alcaldías de sus ciudades y ha vuelto a "tender la mano" al Ejecutivo gallego para desarrollar una relación de "cooperación" con el mismo desde el Ayuntamiento olívico.

Adicionalmente, el regidor ha reprobado que la Xunta no haya destinado parte de la financiación remitida por el Ejecutivo central al gobierno local vigués, que ha recordado que ha adelantado el pago de las becas de comedor autonómicas.

Noticias relacionadas

next