X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El PP lamenta que las políticas a favor de la agricultura en Vila-real "siguen en punto muerto"

20/09/2019 - 

VILA-REAL. El concejal del Partido Popular en Vila-real, Carlos Gil, ha comparecido este viernes ante los medios para denunciar el mal estado en el que se encuentran los caminos rurales y las políticas a favor de la agricultura en Vila-real. Durante su comparecencia, Gil ha recordado que "estamos a punto de comenzar la nueva campaña citrícola con una previsión de un descenso de la producción del 30% en comparación a la del año pasado y las políticas del Ayuntamiento de Vila-real siguen en punto muerto”, según ha explicado. 

Prueba de ello, según el edil, es que se anunció una inversión de 700.000 euros para reparar caminos “pero seis meses después vemos que solo hay una partida de 277.400 de los que no se ha ejecutado ni un euro” lo que evidencia que “desde diciembre no se ha arreglado ni un metro de camino rural en Vila-real”.

El regidor ha lamentado que “parece que están esperando a poner en marcha las obras para reparar los caminos rurales justo cuando empieza la campaña, lo que molesta al tráfico de los camiones”.

Carlos Gil ha puesto de manifiesto también que el PP está en contra del acuerdo de la UE con los países de Mercosur, así como los acuerdos comerciales con Suráfrica ya que está generando que entren en España cítricos contaminados con plagas que se pueden extender entre las cosechas autóctonas “e incluso problemas de salud pública”. Por ello, “desde el PP hemos exigido en Les Corts que se vete la entrada de cítricos que no tienen las garantías ni los controles que sí se exigen a nuestras naranjas” ya que “pensamos que no están compitiendo en igualdad de condiciones”.

Por último, el concejal ha lamentado que “pensamos que se está faltando el respeto a los agricultores locales” ya que se prometió que la recaudación del IBI rústico debía destinarse a la mejora de los caminos rurales y ahora se devolverá la recaudación del IBI rustico a quien acrdite que cultiva su parcela, medida que es discriminatoria con los pequeños propietarios y totalmente insignificante para los agricultores.

Noticias relacionadas

next