X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

l'Associació de músics i cantants de Vila-real

Ellos empezaron las verbenas: músicos con historia crean una asociación para hacer brotar el talento

11/07/2019 - 

CASTELLÓ. Ray Colon era el nombre artístico que Vicente Colonques usaba cuando era joven. Era algo de la época, el ponerse un nombre en inglés. Ahora el músico de Vila-real está seguro de que mantendría el suyo propio, por eso de la identidad. 23 años estuvo además como vocalista en la longeva orquesta Montesol, todavía presente en la ruta de verbenas del país. Esta fue una época apasionante a la par que complicada. Y es que, según explica Colonques, "si no cantabas como el cantante reconocido parecía que no sabías actuar". Las orquestas viven de canciones populares, de los temas del verano, pero quizá quien está detrás de ese micrófono quiere ambicionar más allá de este efusivo (y efímero) encuentro entre una verbena y un pueblo. Así, con el tiempo, el cantante pasó a trabajar en la Coral de Vila-real, en la Big Band Castelló, o en bodas y fiestas de Nochevieja con sus hijos.

Un currículum musical que todavía hoy continúa construyendo. Colonques confiesa que tiene pensado presentarse a la Voz Senior para demostrar su potencial y la semana pasada actuó en el auditorio de su ciudad. Pero su convicción por hacer música le ha llevado a un proyecto mayor, el de crear y presidir l'Associació de Músics i Cantats de Vila-real. Entidad que a expensas de registrarse en el Ayuntamiento y en Diputación, cuenta sus seis miembros; Rául Manuel Carda Serra (secretario), Celiciano Alfaro Grueso (tesorería), Benjamin Gil Almena, Carlos Bellmunt Mata y Vicent Usó Gil (vocales). Todos, músicos con historia. 

"Estamos en el remanso de la vida pero también nos gusta recordar esas aguas bravas. Esos momentos en los que para mi parecer fueron únicos y particulares por vivir con bandas como la de Los Beatles. Pensamos que hay gente muy válida y no podemos dejarlos", explica Raúl Carda. Así, la asociación, aunque estará abierta a cualquier persona de Vila-real, nace con el propósito claro de dar vida a esas personas de alta edad que tienen afición a tocar o a contar. "En lugar de ir a la casa de los jubilados, como marca la edad. Aquí tendrán un lugar para desahogarse."

Con todo ello, sus fundadores quieren dejar claro que no se trata de un simple lugar de ocio, se trata de una agrupación de profesionales que organizará, entre otras actividades, conciertos matinales y vespertinos para sus socios. Pero además, al menos tres veces al año se ofrecerán sesiones musicales abiertas a todo el público. También, a la asociación le gustaría tener su carpa en las fiestas patronales y impartirán clases puntuales a todos aquellos que quieran aprender la guitarra, el acordeón o el órgano. "Imaginamos que la gente joven irá al conservatorio o a la musical de la banda, pero llega un momento de tu vida en que, si no lo has hecho, quizá te apetece aprender a tocar algún instrumento y aquí te enseñaremos", asegura Colonques.  

A expensas de solicitar un local al Ayuntamiento, l'Associació de Músics i Cantants tiene pensado utilizar el restaurante Els XIII para presentar su proyecto al público el próximo mes de septiembre. No saben tampoco todavía la cuota que pedirían a sus socios, pero abanderan contar con un denominador común entre su generación. "Yo soy un triste aficionado y no he llegado a la jubilación en un momento óptimo por mi grave estado de salud. Pero la música siempre ha formado parte de mi vida. Mi motivación para empezar a tocar fue que había una chica muy bonita a la que quería enamorar con serenatas. Y así empecé", explica con todavía ilusión Rául Manuel Carda.

Noticias relacionadas

next