Hoy es 16 de julio

reunión de la mesa nacional de la sequía

España estudia más ayudas por la sequía que ya considera una "política de Estado" 

19/04/2023 - 

VALÈNCIA. (EFE) El Gobierno de España se ha comprometido a estudiar más medidas de apoyo al campo para paliar los efectos de la sequía, unos daños que ya son millonarios y que se han detallado este miércoles en la esperada Mesa Nacional de la Sequía.

Tras la reunión, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha anunciado que además, el titular del Departamento pedirá a Bruselas a través de una misiva flexibilidad en la aplicación de la Política Agraria Común para los sectores afectados por esta situación.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que es necesario "reconfigurar nuestra manera de relacionarnos con un bien cada vez más escaso" como el agua y ha expresado su deseo de que la lucha contra la sequía se convierta en una "política de Estado", ya que el "desafío" es "evidente".

En su intervención en el pleno del Congreso este miércoles para abordar la situación de la guerra en Ucrania, la relación de España con Marruecos y la política europea, Sánchez ha expresado su preocupación por la sequía que afecta a buena parte del país, un tema que cree que va a centrar "el debate político y territorial en los próximos años".

"El desafío de la emergencia climática y el estrés hídrico es evidente", ha asegurado Sánchez desde el Congreso el mismo día en que se reúne la Mesa Nacional de la Sequía para analizar las consecuencias de la histórica de falta de agua que atraviesa el país.

El presidente ha comentado que le gustaría que las políticas sobre sequía fueran una "política de Estado", ya que "exigen de la participación y el compromiso no solamente verbal, sino también económico y legislativo del conjunto de instituciones y actores públicos".

En su intervención, ha dado algunos datos para ejemplificar la dimensión de la sequía en la actualidad, como por ejemplo el nivel de agua embalsada, que el pasado 11 de abril era del 51,2 frente al 59,1 y el 67,1 % de media de hace cinco y diez años, respectivamente.

"El avance acelerado del cambio climático que niegan (en Vox) pone de manifiesto que es necesario adaptarse, reconfigurar nuestra manera de relacionarnos con este bien cada vez más escaso que es el agua", ha declarado.

En su opinión, los principales ejes de actuación deben ser la "recuperación de los ríos y acuíferos y la protección de las inundaciones"; el "impulso al saneamiento, depuración y reutilización del agua"; y "la digitalización de la administración" de este recurso, especialmente en el sector primario.

Ejes en los que asegura que está trabajando su Gobierno que, según ha resaltado, ha dedicado 2.082 millones de euros en los presupuestos de 2023 y otros 1.055 millones de los fondos europeos de recuperación para tratar de conseguir estos objetivos.

Sánchez ha señalado que la situación es "especialmente severa en las cuencas del Guadalquivir y el Guadiana" y ha recordado también que en enero el Gobierno aprobó la puesta en marcha de planes específicos para combatir la sequía en "espacios emblemáticos" como Doñana, el Mar Menor, el delta del Ebro, las Tablas de Daimiel o la Albufera de València.

"Nunca jamás ha habido tantos recursos para invertir en agua y en la modernización de las políticas hídricas como ahora", ha afirmado.

Sánchez considera que la solución a la sequía no pasa por reducir la superficie de regadío sino por "hacer más eficiente el uso del agua por parte de esos regantes", haciendo uso por ejemplo de fuentes de aprovisionamiento alternativas como el agua reciclada.

Además, le ha dicho al líder de Vox, Santiago Abascal, que el problema de la sequía no tiene que ver con "una conspiración globalista, de élites ni de ricos" y ha defendido que el Gobierno está "dando respuestas".  El subsecretario de Agricultura, Pesca y Alimentación, Ernesto Abati García-Manso. FOTO: EFE/ Sergio Pérez

El Gobierno pedirá más flexibilidad a Bruselas para aplicar la normativa de la PAC

El Gobierno reclamará a la Comisión Europea flexibilidad en la aplicación de la normativa de la PAC ante las dificultades en las que se encuentran los cultivos españoles por la prolongada sequía y trabaja en un nuevo paquete de ayudas para paliar sus efectos en los cultivos agrícolas.

Así lo ha confirmado en un comunicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) como conclusión de la Mesa Nacional de la Sequía que se ha celebrado este miércoles en Madrid, presidida por el subsecretario de Agricultura, Pesca y Alimentación, Ernesto Abati.

El Departamento ha asegurado que ya trabaja "en la preparación de un nuevo paquete de medidas de apoyo al sector agrario que mitiguen los efectos de la sequía sobre la producción agrícola y ganadera".

El ministro del área, Luis Planas, va a remitir una carta de "manera inmediata" a la Comisión Europea para plantear todas aquellas medidas de flexibilización o de carácter excepcional en la aplicación de las normas de la Política Agraria Común (PAC).

Pretende que se aprecien así las especiales dificultades en las que se encuentran los cultivos españoles como consecuencia de la sequía para que los agricultores y ganaderos no vean en riesgo su acceso a las ayudas.

De igual forma, el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) va a convocar una reunión con las comunidades autónomas para adoptar todas las medidas de carácter nacional en este ámbito, ha señalado el ministerio.

En la reunión, que se ha prolongado durante más de cuatro horas, el Gobierno se ha comprometido a establecer un cauce de comunicación permanente mientras persista esta situación de sequía.

Foto: SERGIO PÉREZ/EFE 
En la reunión han participado, de forma presencial o telemática, representantes de todas las comunidades autónomas, las organizaciones profesionales agrarias Asaja, UPA y COAG, la Confederación de Cooperativas Agroalimentarias de España y la Federación Nacional de Regantes de España, además de representantes de los ministerios de Agricultura y Transición Ecológica.

Durante la misma, se han puesto en común los informes de precipitaciones y disponibilidades, se ha hecho un análisis de la situación general y particularizada en las distintas comunidades autónomas y se han puesto sobre la mesa propuestas que ahora deberán analizarse.

Agricultura ha reconocido que la situación de sequía es grave y generalizada, aunque revela "diferencias importantes" en el territorio y destaca la afección a las cuencas del Guadalquivir, Guadiana y las interiores de Cataluña.

Por ahora, el valor medio de las precipitaciones acumuladas desde el inicio del año hidrológico (1 de octubre de 2022) es un 23,5 % inferior al valor normal.

Además, se han presentado los avances de superficies y producciones y se han analizado las dificultades más relevantes para territorios y sectores en las producciones agrícolas y ganaderas.

En estos momentos, las más importantes se han detectado en la ganadería, en particular la extensiva y la apicultura, así como en los cultivos herbáceos de las zonas más afectadas por el déficit hídrico en las cuencas mencionadas

Noticias relacionadas

next