opinión

Esperamos que el BCE continúe teniendo una postura 'dovish'

El economista de la gestora británica prevé que Christine Lagarde y los suyos mantengan una tesitura 'suave' en política monetaria en la última reunión del año

16/12/2021 - 

MADRID. La reunión del Banco Central Europeo (BCE) del 16 de diciembre será importante, ya que decidirá el futuro de sus programas de expansión cuantitativa (QE). Seguimos pensando que el BCE se mantendrá en una posición dovish entre los principales bancos centrales, anunciando una mayor flexibilidad para el mecanismo estándar de compra de activos, incluso cuando las medidas de apoyo a la pandemia expiren según lo previsto en marzo de 2022.

El BCE ha reiterado en varias ocasiones que considera que las actuales presiones inflacionistas son transitorias. Sin embargo, ha habido una creciente divergencia de opiniones en el seno del Consejo de Gobierno, con unos cuantos 'halcones' que se han hecho oír más en sus preocupaciones recientemente, y se espera que intenten limitar la expansión del programa APP. Al mismo tiempo, los últimos acontecimientos relacionados con el Covid-19 han renovado la incertidumbre, exigiendo una respuesta política más gradual y cautelosa.

Esperamos que el ritmo mensual total de las compras netas de activos disminuya gradualmente, y que el PEPP finalice según lo previsto en marzo del próximo año. Sin embargo, pensamos que el BCE proporcionará un volumen adicional de compras por encima de los actuales 20.000 millones de euros netos mensuales del APP, con una mayor flexibilidad en torno a estas compras, durante un periodo adicional de entre 9 y 12 meses.  Estimamos que podría proporcionarse una capacidad adicional de hasta 240.000 millones de euros, aunque es posible que no se utilice toda esta dotación, en función de la evolución de la economía.

Previsiones macroeconómicas

Habrá otros aspectos importantes en la reunión de esta semana: están previstas las previsiones macroeconómicas trimestrales, que se extenderán hasta 2024, y que deberían proporcionar más información sobre las perspectivas de inflación a medio plazo del BCE. Se espera que no se modifique el forward guidance, y esperamos que se mantenga la secuencia actual: dado que las compras netas de activos deberían finalizar antes de la subida de tipos, se excluiría automáticamente la subida de tipos de interés en 2022. 

También podría tomarse una decisión sobre la financiación de las TLTRO (operaciones de refinanciación a plazo más largo con objetivo específico). Sin embargo, el BCE ha manifestado su preocupación por el riesgo de que se produzcan efectos de precipitación en la provisión de liquidez y el impacto en el crédito bancario. Por lo tanto, el BCE podría retrasar la decisión y volver a examinar las condiciones de las TLTRO más adelante en 2022.

En general, esperamos que el BCE siga teniendo una postura dovish destacada entre los principales bancos centrales, manteniendo una postura cautelosa y conservando la flexibilidad en torno a sus políticas.

Pietro Baffico es economista de Abrdn

Noticias relacionadas

opinión

¿Bancos sí o bancos no?

De partir el año como uno de los sectores más beneficiados por las subidas de tipos de interés, ha pasado a sufrir en bolsa por la inflación y el deterioro de las condiciones económicas, tal y como explica el analista

next