opinión

Estados Unidos mantendrá el fuerte ritmo de endeudamiento

El aplazamiento del techo de gasto norteamericano para el próximo mes de diciembre da alas a la Administración Biden para mantenerlo

11/10/2021 - 

MADRID. En una semana clave donde las negociaciones entre los miembros del Senado de Estados Unidos han estado en el foco de todas las miradas, finalmente se ha resuelto con un aplazamiento del techo de gasto para el próximo mes de diciembre. Esto le da alas al Gobierno norteamericano para mantener el ritmo de endeudamiento y así hacer frente a la financiación de la administración para evitar a toda costa el bloqueo de la misma. 

El efecto directo sobre los mercados financieros ha sido una fuerte venta durante toda la semana de los activos de renta fija estadounidenses. Todo ello con el consecuente incremento de los rendimientos observados durante estas jornadas. No son sino la antesala de la rentabilidad que deberá ofrecer Estados Unidos en sus próximas emisiones, pero también en las futuras cuando la Reserva Federal (FED) inicie su reducción de estímulos monetarios fechado en principio para el mes de noviembre.

La confluencia de estas decisiones ha permitido que los mercados estadounidenses se recuperen con fuerza después de haber perdido en algunos casos incluso su directriz alcista poniendo en entredicho la continuidad de las subidas.

Presiones inflacionistas

Por otro lado, las presiones inflacionistas sobre los precios de las materias primas han sufrido una corrección, sobre todo en el gas natural, gracias a la confirmación de la Administración rusa de que garantizará el suministro de esta materia prima con sus principales socios comerciales.

Aunque no se puede decir lo mismo del precio del crudo, mientras los mercados esperaban que la OPEP redujera su actual nivel de producción de barriles, finalmente sorprendió adoptando un posicionamiento más agresivo y manteniendo el incremento de la producción en 400.000 barriles diarios, como consecuencia tanto el barril de Brent como el de West Texas cierran la semana cotizando en máximos postcoronavirus por encima de los 83$ y los 80$ respectivamente.

Este último trimestre del año será clave para eliminar las dudas sobre el posicionamiento que ha de establecerse en los mercados financieros para el próximo 2022. La política monetaria de la Reserva Federal y del resto de bancos centrales, la situación económica en China que podría ser más preocupante de lo que aparentemente es y el techo de deuda que volverá a revisarse en diciembre marcarán las pautas de unos inversores cada vez más indecisos en su comportamiento.

Darío García es analista de XTB

Noticias relacionadas

al otro lado de la colina

La resaca postelectoral americana

Malos tiempos, ya sean por la pandemia (sobre todo) y la crisis económica, el único, y esperemos que no sea momentáneo, respiro son los mejores datos del coronavirus en España respecto a nuestros vecinos

next