Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la formación morada estudiará las primarias conjuntas

EU, CSeM y Podem rebajan el tono y acercan posturas en su primer encuentro

27/11/2018 - 

CASTELLÓN. Tras dos semanas de declaraciones cruzadas y desencuentros entre Esquerra Unida (EU), Castelló en Moviment (CSeM) y Podem Castelló, se ha rebajado la tensión y, por primera vez en días, parece que la confluencia electoral será posible. Así lo constatan varios interlocutores de la mesa de negociación, que este lunes han mantenido la primera reunión a tres bandas en La Morada, la sede de Podem.

El encuentro, que han definido como "cordial", ha servido de toma de contacto. Cada fuerza ha puesto sobre la mesa sus pretensiones y han accedido a buscar un encaje que concilie los diferentes puntos de vista. El principal escollo de la confluencia son las primarias conjuntas y abiertas a la ciudadanía, una premisa que, a priori, no cuaja en Podem, partidario del reparto de cuotas en las listas. Sin embargo, desde el entorno de la formación morada aseguran a este diario que están dispuestos, al menos, a estudiar la fórmula propuesta por CSeM y EU del Grao, si eso facilita el acuerdo.

Por su parte, fuentes de la comisión negociadora de Esquerra Unida han explicado a este diario que se "han suavizado las posiciones" y que buscarán la forma de conciliar los intereses de cada uno de los interlocutores, sin renunciar a las primarias conjuntas y abiertas.

Mientras tanto, Podem solicitará una prórroga de los plazos a la Secretaría de Organización Estatal del partido, pues, según el calendario previsto, la propuesta de confluencia debía presentarse antes del 1 de diciembre. De esta manera, según ha explicado el secretario general de la formación en Castellón, Fernando Navarro, intentarán que "el proceso de negociación sea más calmado". 

Entre otros aspectos, se ha puesto también sobre la mesa la necesidad de consensuar mecanismos para regular el funcionamiento del grupo municipal que surgiría de la confluencia: desde los procesos de decisión internos, hasta la manera de abordar previsibles discrepancias de criterio entre los miembros de las diferentes fuerzas. El objetivo, en definitiva, es intentar encajar naturalezas de organización distintas: la asamblearia, de CSeM, y la de partido, de Podem y EU.

La primera reunión a tres bandas ha terminado con un acercamiento de posturas. "Se han dejado a un lado las palabras gruesas", admite Navarro en declaraciones a este diario, mientras desde CSeM coinciden en resaltar "las buenas sensaciones" del encuentro. 

La cita de este lunes contrasta con la tensión que han vivido las fuerzas de la confluencia en los últimos días, especialmente por el enfrentamiento abierto entre los dos colectivos de EU en la ciudad. Finalmente, los miembros de la comisión negociadora de la agrupación de Castellón sí que han asistido a este primer encuentro, convocado por Podem, pese a que la formación impugnó el resultado de la asamblea con el Grao en la que se aprobó dar el sí a la celebración de primarias conjuntas. Las negociaciones se retomarán el próximo lunes.

Noticias relacionadas

next