Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Fabregat eleva al PP de Les Corts el cierre de centros de salud y la necesidad de camas UCI 

10/01/2021 - 

CASTELLÓ. La concejala del PP en el Ayuntamiento de Castelló Susana Fabregat ha trasladado a la diputada del PP en Les Corts Valencianes Marisa Mezquita el "despropósito" que supone tener cerrados los centros de Salud Constitución y Benadressa en plena tercera ola del coronavirus. “Castellón no puede permitirse más recortes en Atención Primaria en un momento tan crítico como éste, estamos en alerta roja, por lo que pedimos al grupo parlamentario popular aunar esfuerzos para revertir la situación en la ciudad de Castelló”, ha señalado.

Fabregat ha trasladado este malestar -que provoca que la capital de la Plana siga estando a la cola en materia de inversión sanitaria-, en una reunión en la que han participado los concejales del grupo municipal popular Sergio Toledo y María España. Para Fabregat “es inadmisible, que en lugar de tratar de aliviar la presión sanitaria, el Consell de Puig y Oltra cometa los mismos errores reincidiendo en su falta de planificación y constante improvisación, que impiden atender a la ciudadanía como corresponde”.    

En el caso del Centro de Salud Constitución, su cierre definitivo ha obligado a los vecinos a desplazarse a otros centros como Palleter o Fernando el Católico, viéndose éstos desbordados. “Las deficiencias que presentaba el local que albergaba este ambulatorio de Constitución era algo que veníamos denunciando desde hace años. Sin embargo, a pesar de la pandemia, ni el Ayuntamiento, ni la Generalitat han hecho nada por buscarle otra ubicación en las mismas inmediaciones habiendo locales disponibles. Se han limitado a echar el cierre sin alternativa alguna”, denuncia Fabregat.
 
También permanece cerrado el consultorio de Benadressa, dejando sin servicio a 2.000 vecinos del grupo y adyacentes, que no tienen más alternativa que recurrir a otros centros con la saturación y carga de trabajo para los sanitarios que esto conlleva. Con la excusa de la pandemia, Fabregat asegura que “la Conselleria de Sanidad sigue recortando servicios a la ciudadanía olvidando a Castellón”. Ante esta situación, la edil insta a la alcaldesa Amparo Marco y al Consell de Ximo Puig a revisar sus prioridades y reforzar servicios básicos como la Atención Primaria, para seguir invirtiendo en los centros hospitalarios y reforzando la red sanitaria de la capital.
 
Fabregat ha señalado que “la nefasta gestión del Consell y la inacción de la alcaldesa Amparo Marco, castigan a la capital. Ni han reforzado la Atención Primaria, ni está la ampliación de Urgencias del Hospital General, ni hay hospital de campaña que vaya a dar servicio a los pacientes graves de covid. Además cuenta con baños compartidos, algo totalmente no recomendable por la fácil y rápida propagación del virus. Es una carpa sin equipamiento adecuado que no suple la necesidad de camas UCI, por lo que no se van a poder derivar pacientes graves. No hay aislamiento adecuado ni respiradores, carencias que se suman a la imposibilidad de darle uso en plena la de frío y lluvias. Pese a los 16 millones que han costado los tres hospitales de campaña en la Comunitat, no cumplen la finalidad para la que se crearon. Son un fracaso más en plena pandemia”.

Hospitales de campaña

Por su parte, la diputada del PP en Les Corts, Marisa Mezquita, lamenta que el hospital de campaña de Castellón, igual que los de Valencia y Alicante, “a pesar de haber supuesto una inversión de 16 millones de euros a todos los valencianos, no vayan a dar servicio a pacientes graves de Covid, por lo que no van a aliviar la saturación de camas hospitalarias”.

Mezquita recuerda que el hospital de campaña de Valencia, ubicado junto a la Fe, “ya se llenó de goteras y charcos el pasado noviembre como consecuencia de un temporal afectando a cuadros eléctricos, enchufes y camas e inutilizado ordenadores. La suerte fue que no hubiera pacientes. Ahora, volvemos a sufrir una ola de frío y lluvia por la borrasca Filomena por lo que se pone en duda la derivación de pacientes allí”. Y añade: “Una infraestructura así no puede depender de la climatología, ¿cuántas olas de frío van a poder soportar las carpas del hospital de campaña?”

“En plena tercera ola de la pandemia y pese al aumento descontrolado de casos positivos de coronavirus que nos sitúan en alerta roja, y que están desbordando a los sanitarios, Castellón no puede contar con el hospital de campaña. A día de hoy es una infraestructura inservible para la finalidad con la que se levantó, de manera que no puede verse como un recurso más en la batalla contra el coronavirus”, lamenta la diputada parlamentaria del Partido Popular.

next