X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Finaliza la restauración de las policromías de la fachada Sur de la Real Fábrica de l’Alcora 

18/12/2019 - 

CASTELLÓ. L’Alcora ha finalizado la restauración de la fachada lateral de la Real Fábrica del Conde de Aranda, actuación realizada para la consolidación de las pinturas murales. Se ha invertido en el proyecto alrededor de 48.000 €, a través de una subvención de la Conselleria de Cultura y la colaboración de la Caja Rural de l’Alcora, que ha asumido el coste del andamiaje que ha permitido la realización de los trabajos.

Tras el derribo de la primera factoría de Azulejos Vives quedó al descubierto la fachada lateral Sur de la Real Fábrica. En ella se podían apreciar restos de la decoración pintada que había quedado hasta entonces oculta a la vista. Con el desmontaje de las naves de Azulejos Vives, las pinturas quedaron expuestas a la acción de los agentes meteorológicos, fundamentalmente lluvia, viento y sol, por lo que rápidamente se iniciaron las gestiones para preservar esta decoración de la fase fundacional de la Real Fábrica (1726-1727).

El alcalde, Samuel Falomir, y la concejala de Patrimonio, Ana Huguet, han destacado el “espectacular resultado” de los trabajos realizados, que han supuesto un “cambio substancial” en la entrada a l’Alcora por la carretera de Castelló.

L'Alcora se plantea recuperar la fachada principal

“Con este proyecto, se ha podido salvar de una lenta destrucción esta joya ornamental, que además permite hacernos una idea de cuál era el aspecto original de la Real Fábrica, y de cómo podría haber sido la decoración de la fachada principal, que es un objetivo que nos planteamos a corto plazo”, han manifestado.

La fachada en la que se ha llevado a cabo la intervención es la mejor conservada de todo el edificio fundacional y mantiene la mayor cantidad de evidencias de la decoración exterior de esta fase del inmueble.

El proyecto se ha ejecutado en cuatro fases: consolidación y catas; eliminación de elementos anacrónicos y reintegración volumétrica; estucado y pulimentado de lagunas y faltantes; y reintegración cromática y acabados finales, explican desde el consistorio en un comunicado.

“La recuperación y puesta en valor del edificio más importante de la historia de l’Alcora ha comenzado a hacerse realidad. Pero no nos detenemos aquí. La obra de los hornos morunos y de la nave de Azulejos BIC ya está adjudicada, y tras la fase de trámites previos en la que nos encontramos, los trabajos darán comienzo en las primeras semanas de enero”, han concluido.

Noticias relacionadas

next