X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 7 de diciembre y se habla de CIUDADANOS MARTA MARTÍN TONI CANTÓ à punt living ceramics

Fomento aprueba el proyecto del acceso a la AP-7 desde Vinaròs y falta licitar la obra

26/11/2019 - 

CASTELLÓ (EP). El Ministerio de Fomento ha aprobado el proyecto para construir el nuevo acceso a la AP-7 desde Vinaròs. Según ha informado en un comunicado, el departamento que dirige José Luis Ábalos ha aprobado el proyecto denominado Seguridad vial. Ampliación de plataforma y reordenación de accesos. N-238, p.k. 2+500 al 8+750. Tramo: Vinaròs-Enlace AP-7, que fija en 15,4 millones de euros la inversión necesaria para mejorar la seguridad vial en la N-238, una demanda ampliamente repetida en el Baix Maestrat. El proyecto también recoge la conexión de la AP-7 con la red viaria de la zona, en especial con la N-340, la CV-11 y la CV-101 que conecta con Alcanar (Tarragona).

Tras este avance, que se produce después de que en febrero aprobase inicialmente el proyecto y una vez que en julio lo sacó a exposición pública, tan solo resta por licitar los trabajos. Eso sí, estos no arrancarán hasta después de que la autopista ya haya sido liberalizada, algo que se producirá el próximo 1 de enero y por lo tanto el Baix Maestrat deberá esperar para disponer del nuevo acceso a la AP-7.

Descripción del proyecto

Según ha informado Fomento, el tramo del proyecto está comprendido entre el enlace con la carretera N-340, que sirve de variante de Vinaròs y Benicarló, y la intersección de acceso al peaje de la autopista AP-7. Presenta un trazado rectilíneo, con una calzada de dos carriles de 3,50 metros cada uno, sin arcenes y en muchos tramos sin bermas, y con numerosos accesos directos en ambas márgenes. En la actualidad unos 8.900 vehículos circulan por este tramo, siendo 1.400 de ellos pesados, según los aforos realizados a finales de 2018.

El proyecto consiste en la ampliación de la plataforma de la N-238, en una longitud de unos 6,5 kilómetros, para dotarla de dos carriles de 3,50 metros de ancho, arcenes de 1,5 metros y bermas de 1 metro. Asimismo, se realiza un control de accesos mediante la construcción en ambas márgenes de la carretera de caminos de servicio que se conectan con la N-238 a través de los tres enlaces del tramo, lo que permite suprimir los accesos directos a la N-238 existentes.

Está previsto realizar un nuevo enlace con la CV-101 (p.k. 5+500) de acceso a Alcanar y a la estación de ferrocarriles, y la mejora de la intersección existente con la AP-7.

Además, están previstas cuatro estructuras, correspondientes al enlace citado y al cruce sobre el barranco Barbiguera, y dos pasos inferiores bajo la carretera para garantizar la continuidad de las tres vías pecuarias afectadas. Se completa la actuación con la rehabilitación del firme del tramo, la señalización y el balizamiento.

next