Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Fomento prevé abrir antes de este año la variante de Vandellós que recortará media hora al Euromed

19/09/2019 - 

CASTELLÓ. Fomento prevé poner en servicio "antes de que termine el año" el nuevo tramo del Corredor Mediterráneo que permitirá recortar en aproximadamente media hora el recorrido del Euromed a Barcelona. Es la primera ocasión en que el gabinete dirigido por José Luis Ábalos se atreve a dar una fecha para abrir la variante de Vila-Seca, que permitirá disponer de vía doble entre Vandellós y Tarragona, a día de hoy el tramo más al norte con vía única del Corredor. 

Este es el "compromiso" que esta misma semana ha adquirido Ábalos, que ha efectuado un recorrido por la variante en uno de los trenes que realizan las verificaciones. El ministro de Fomento en funciones ha señalado que las pruebas de seguridad y fiabilidad "van a buen ritmo" y cumplen "la planificación", por lo que los cálculos apuntan a esas fechas para la puesta en servicio de la variante. 

Y es que las obras, que suponen una inversión cercana a los 700 millones de euros, están acabadas a falta del "enlace de la variante con la vía actual", algo que siempre se materializa "a última hora", señala el comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira. Así, las labores actualmente se centran en las pruebas, que comenzaron hace un par de meses, y en la formación de los maquinistas, que acaban de arrancar. 

El tren cambiará de ancho para ganar velocidad

Gracias a la apertura al tráfico de la variante, que será en ancho ibérico, los Euromed recortarán un tiempo todavía por determinar pero que puede llegar a media hora. Lo harán gracias a que eliminarán el actual cuello de botella entre Vandellós y Tarragona, de más de 40 kilómetros, y también a que, en el límite norte de la variante, el convoy cambiará de ancho en el cambiador de La Boella. 

Esto permitirá a los Euromed enlazar y circular por la plataforma del AVE Madrid-Zaragoza-Barcelona, con el consiguiente aumento de velocidad y la reducción de tiempo para un trazado que de Castelló a Barcelona dura entre 2 horas y 35 minutos y 3 horas y 11 minutos; y entre 3 horas y cuarto y 3 horas y 47 minutos de València a la Ciudad Condal. 

Eso sí, todavía resta por definir el ahorro exacto de tiempo porque "el cuadro de velocidades no está aún fijado; es el operador ferroviario [Renfe], el que lo fijará una vez Adif ponga a su disposición la vía", apunta Boira. El comisionado del Corredor Mediterráneo resalta además que la obra no solo conlleva "un ahorro de tiempo, que es importante, sino también más fiabilidad para la circulación y una gestión más fluida del Corredor al duplicar la capacidad de la vía. Es también un asunto cualitativo". 

La nueva plataforma València-Castelló, en estudio

Por otra parte, Boira también se ha referido a la nueva plataforma de Alta Velocidad entre València y Castelló, de la que "a finales de año o principios de 2020 se presentará el estudio informativo". Tras ello, se deberán atender las alegaciones y elegir el trazado definitivo, así como superar los trámites ambientales, para después licitar y redactar el proyecto constructivo.

La licitación de las obras tardará así todavía varios años en un proyecto que, según los plazos que ha expresado Fomento en otras ocasiones, prevé tener concluido en 2025. 

Noticias relacionadas

next