Hoy es 26 de junio y se habla de

el aula Vittoriano Bitossi - colorobbia de la UJI analiza los retos del sector hacia el 2030

¿Gas, electricidad o un mix de fuentes energéticas?: el azulejo tantea las vías hacia la descarbonización

25/05/2022 - 

CASTELLÓ. La industria cerámica se cuestiona qué camino tomar para hacer frente a los desafíos que marca la descarbonización -que conlleva la reducción de gases de efecto invernadero- y que, si bien es un objetivo incuestionado, sí abre un debate en cuanto a qué fuentes agarrarse para lograr estos fines: ¿la gasificación a través del hidrógeno verde?, ¿la electrificación? ¿fórmulas que conjuguen diversas fuentes de energías limpias?... Buena parte de estas incógnitas y sus posibles soluciones se han puesto sobre la mesa este miércoles en una jornada que, organizada por el Aula Vittoriano Bitossi de Colorobbia, reunió en la Universitat Jaume de Castelló (UJI) a numerosos empresarios y profesionales del clúster azulejero castellonense, además de estudiantes universitarios.

La jornada El reto de la industria cerámica ante la agenda 2030: experiencias de otros sectores -que abrió el vicerrector David Cabedo; el miembro del consejo directivo de Colorobbia y nieto del fundador, Edoardo Bocini, además del Aula, Antonio Barba- arrancó con testimonios de tres de las principales empresas europeas que tienen en el salto a esta descarbonización uno de sus principales retos, como es Unesid, la  asociación de las empresas españolas productoras de acero y de productos de primera transformación; Ube Corporation, química con sede en Castelló; y la multinacional cementera Cemex.

Foto: Antonio Pradas

Roberto Castelo, experto técnico y de innovación de la siderúrgica Unesid, señaló en su turno de intervención, que abría la primera parte de la jornada, en los avances obtenidos en su sector con métodos como la captura de carbono, el consumo de biomasa o la electrolisis para la producción de energía verde, por lo que señaló que un sector calorintensivo como éste no puede optar por la electricidad como único recurso.

José Antonio Biosca, director de planta y operaciones de Ube Corporation Europe, por su parte, recordó que la industria química en el mundo apenas representa el 6% del total de emisiones. Como conclusión de su exposición señaló que "no podemos fiarlo todo al hidrógeno verde ni a la electrificación" ya que existen condicionantes que tienen que ver con la necesidad de garantizar la eficiencia energética que requieren de un mix de recursos y de una investigación constante.

Esta primera parte de la jornada se cerró, finalmente, con la intervención de Judit Blasco, gerente de sostenibilidad de Cemex en Cataluña, quien subrayó que es obvio que la emergencia climática es una prioridad para todos, al tiempo que recordó la importancia que tiene el cemento, que es el producto más consumido en el mundo después del agua. Blasco señaló que de los esfuerzos empleados por su grupo en los últimos años se ha logrado reducir las emisiones en un 35% y se mantiene el compromiso por alcanzar las cero emisiones en 2050 "porque es lo correcto". Para eso, subrayó la importancia de la innovación y de fortalecerla a través de las alianzas entre grupos empresariales que permitan avanzar con mayor celeridad.

Foto: Antonio Pradas

Tras la exposición de estas tres empresas, de los ámbitos siderúgico, químico y el cemento, la jornada se centró en la cerámica sentando en una misma mesa -moderada por Enrique a representantes de empresas del sector cerámico como son Sacmi, Colorobbia, Kerajet, Euroatomizado, Porcelanosa, además de contar con la presencia del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial de España (CDTI).

David Gálvez, CEO de Sacmi Iberica, fue el encargado de abrir esta segunda mitad de la jornada señalando que "este reto representa una oportunidad para el clúster marcada por los plazos", al tiempo que recordó que la cocción acapara prácticamente las emisiones de todo el proceso. Si bien su empresa trabaja en dos proyectos centrados en el hidrógeno verde como fuente de energía alternativa, Sacmi, "como fabricante global, aplicará la mejor tecnología posible para atender la demanda de los clientes. Todo dependerá -señaló- de las condiciones prácticas que se den  en cada momento", por lo que abogó por un mix de alternativas, que sean eficientes, sostenibles y ayuden a la competitividad de las empresas". "El futuro determinará también la calidad" y el retorno que corresponde a la fuerte inversión que se está haciendo en este campo, indicó.

Por parte de Colorobbia, Miguel Ángel Jovani, admitió que las exigencias energéticas son importantes, a lo que enumeró elementos claves que han determinado los avances en el sector, como es la eficiencia, los derechos de emisión, la competitividad... y si se quieren conservar, abogó por mantener e incrementar los incentivos. Jovani explicó que los "cambios tecnológicos se producirán sobre todo en los hornos. Y el combustible y el reactor actual tienen ya poco margen de mejora. Hoy no hay una solución milagrosa y las exigencias que la Administración va a provocar deben ser progresivas y amortiguadas para asegurar la competitividad del sector. Ante la pregunta ¿electrificación o gasificación? señaló que "es difícil que la electricidad pueda dar respuesta a todo lo que se requiere", al tiempo que aseveró que hay dos factores clave para la decisión final: "una es la disponibilidad y los plazos; y la otra, la necesidad de mantener la competitividad en un contexto de enorme encarecimiento de todos los factores". "Queda claro que hay que caminar hacia esa reducción de emisiones y de descarbonización; la clave es cómo", sentenció.

Foto: Antonio Pradas

El contrapunto a este debate vino de la mano de José Vicente Tomás, CEO de Kerajet, quien dijo no entender que el hidrógeno verde pueda ser la solución, lo que contrapuso con la electricidad. "La electrificación sí es una solución para la cerámica. Los hornos serán eléctricos y se puede lograr alta eficiencia", y como prueba de ello puso la planta piloto que su empresa ya dispone y que es cien por cien eléctrica.

Para José Vicente Tomás, "con la electricidad podemos ser plenamente eficientes. Es la asignatura pendiente de Europa: ser energéticamente eficientes". "La cocción 100x100 eléctrica -sentenció- se puede conseguir, lo estamos haciendo. Si el hidrógeno verde no estuviera subvencionado, quién apostaría por este tipo de energía", aseveró a los presentes, a lo que recordó que la eléctricas "son plantas limpias y eficientes".

Gonzalo Campos, del grupo Euroatomizado, compartió con Gálvez la opinión de que el reto de la descarbonización es una oportunidad, "entendiéndola como renovación del proceso cerámico para ser más eficientes y competitivos". Además, subrayó que estos nuevos desafíos en el campo de la atomización conllevarán, por ejemplo, un aprovechamiento de la maquinaria existentes abiertas para su readaptación o puntos de mejora en la cogeneración; de que las turbinas pudieran asumir una de las opciones elegidas finalmente. Para el responsable de operaciones, "el principal reto es lograr un desarrollo tecnológico a raíz de la implementación de estas nuevas energías que nos permita obtener al menos un producto igual y que sea competitivo".

Foto: Antonio Pradas

Por otra parte, el responsable de Calidad y Medio Ambiente de Porcelanosa Grupo, Jorge Fabregat, señaló que, pese a los esfuerzos del sector en este ámbito, estos retos hay que afrontarlos con "prudencia y realismo, porque a nadie se le escapa que va a ser complicado. Ha venido con plazos muy concretos que debemos analizar con mucha perspectiva. Tenemos que ver también las cuestiones indirectas, porque por ejemplo nos exigirán transparencia en el transporte. No hay que olvidar que somos un sector muy exportador y también nos pedirán responsabilidades en todo lo que concierne a la materia prima". Para Fabregat, la eficiencia energética es un camino que hay que recorrer siempre e ir cubriendo etapas. Sobre los pasos dados por su empresa y la fuerte inversión, el responsable de Calidad y Medio Ambiente señaló que no están cerrados a cualquier alternativa.

Cerró la mesa redonda-que fue moderada por el profesor de la UJI y subdirector del Aula Vittorio Bitossi, Enrique Sánchez- el director de Programas de la Unión Europea y Política Territorial, Juan Antonio Tébar, quien expuso algunas de las opciones que plantea esta entidad de apoyo al sector con soluciones de inversión que pueden ser necesarias para afrontar estos retos.


Noticias relacionadas

next