Hoy es 14 de julio

Buhos traen su música festiva y divertida al Feslloc los días 11, 12 y 13 en Benlloc

Guillem Solé (Buhos): "El público se enamora de las canciones, todo lo demás es mentira"

9/07/2024 - 

CASTELLÓ. Una de las bandas más fiesteras del panoama musical recalará en Benlloc los días 11, 12 y 13 de julio dentro del festival Feslloc. Buhos regresan por la puerta grande con su disco, La Nit està que Crema, un álbum donde siguen evolucionando; de hecho, en este elepé implementan más la electrónica, algo con lo que ya comenzaron a experimentar en su anterior disco, El día de la Victòria. Buhos siguen agitando el corazón de su público con canciones como Millors moments de la vida, donde cantan: “el millor moments de la vida, et curen qualsevol ferida, tu i jo vam ser la poesia més bonica mai escrita”. Pocos grupos levanta de un modo tan dopamínico cualquier estado de ánimo. Guillem Solé me explica la historia de la banda, que ha ido creciendo el público de forma escalonada pero firme. Junto a Buhos actuarán Julieta, La Fulla y Vaire entre otros.

Buhos son amigos desde la infancia, fue una de esas bandas de colegas del colegio que un día se ponen serio y deciden que el hobby tiene que transformarse en algo más profesional, algo que el combo tuvo claro cuando solo tocando versiones actuaban al año más que grupos consolidados. “Sí, veníamos de otras bandas y el guitarrista, el batería y yo íbamos juntos al cole y soñábamos con tener una banda”, recuerda. “Entonces montamos diferentes cosas y al principio más como un hobby. Y luego teníamos un show de versiones que se llamaba La Fundación No Hay Manera, que eso empezó a funcionar muy bien, nos pedían de todos los pueblos, hacíamos 90 actuaciones con las versiones y fue cuando empezamos a decir; bueno, vamos a hacer canciones propias porque yo siempre había escrito. Nos tiramos un año y medio preparando el primer disco serio, que era el Natura Salvatge”.

El paso de hacer maquetas como Canciones para no Dormir o Rebelión en la Plaza a su primer larga duración fue más sencillo de lo que cabía esperar. Buhos se lo tomaron en serio, algunos de ellos abandonaron sus trabajos y se dedicaron en cuerpo y alma a la banda. “Creo que es en 2013 cuando hacemos ya un proyecto serio, ya nos cerramos durante medio año, ya empezamos a dejar nuestros curros y a centrarnos, sobre todo Jaume y yo, el guitarrista, a decir: vale, con todo lo que hemos ahorrado ahí de las versiones, vamos a estar un año solo currando con un disco y vamos a probar suerte cantando nuestros propios temas y dejando ya las versiones”, comenta. Guillem y el resto hicieron una jugada arriesgada, les iba bien con las versiones pero querían tocar su propias tonadas.

Inicios perfectamente engrasados

Natura Salvatge se publica y el grupo comienza a funcionar de maravilla, la maquinaria estaba perfectamente engrasada a base de conciertos y más conciertos y el lanzamiento de su primer retoño es un pelotazo. “El proceso, la verdad es que fue mejor de lo que pensábamos porque solo salió el disco y el primer año ya tuvimos 50 actuaciones, y fue muy bien, entró muy bien, el disco entró muy bien”, reconoce. “Y todavía no estábamos arriba, pero ya se empezaba a hablar de nosotros, y ya nos salían conciertos por todos lados. Y bueno, Jaume y yo fuimos los que sufrimos los primeros años que solo estábamos con el grupo, los demás tenían otros curros, y él y yo los primeros años fuimos los que lo dejamos todo por eso”. Tras esa apuesta por el disco, Buhos alcanzó el éxito con una canción que conectó rápidamente con el público, un tema que se metió en el bolsillo el cariño y admiración de la gente. Barcelona S´ilumina tenía algo mágico para las personas que alguna vez habían estado en la ciudad. “Esa sí que ya petó”, sentencia.


“Esa canción ya gustó mucho, la empezaron a poner todas las radios a fondo y a partir de esa canción sí que es verdad que ya podemos ganarnos la vida, ya podemos pasar a ser profesionales sin pasar penuria, sin tener que trabajar en otras cosas, y a partir de ahí ha sido como ya lo más fácil. Lo difícil eran los primeros 10 años, del 2005 al 2015, que era como una travesía por el desierto, porque sí que gustaba el show en el escenario, pero cuando bajabas no continuaba; en cambio, ahí era al revés, las canciones del grupo las escuchaban en su casa y bueno, la verdad que esa canción fue la que nos ayudó en todo”, dice.

Si algún lector es seguidor del programa de TV3, APM, quizás Buhos le suenen todavía más. La banda catalana componían canciones en tono cómico para el programa, algo que les dio algo más de fama. “Teníamos un amigo que tenía un programa de radio que se llamaba Fora de Joc que estaba en Ona FM, y ahí empezamos a hacer canciones del Barça, cada semana una canción, en plan humor del último partido del Barça, metiendo cachondeo”, señala. El tono burlón y divertido de la banda lo impregnaba todo. “El grupo no era conocido pero las canciones sí, eran de consumo rápido, o sea una semana y luego ya la siguiente, la siguiente, no era lo mismo que los discos”, comenta.

APM le generó una fama que podía ser efímera sino había un proyecto serio de creación de canciones detrás. “En este momento estamos con las versiones todavía, y quizás sí que nos venían a ver más gente, pero de modo anecdótico; o sea, no es como cuando realmente haces un disco que gusta, ahí era como: bueno, estos hacen canciones para un programa de tele, pero ese titular tampoco enamora”. Me pongo a reflexionar con Guillem sobre la enorme fuerza de las canciones, que al final son lo que capta realmente la atención de la audiencia. “El público se enamora de las canciones, todo lo demás es mentira, tú puedes hacer lo que quieras, que si no haces un temazo que le toque la fibra a la peña, todo lo demás está muy bien, lo que es fulminante en las bandas siempre son las canciones”, remata.

Cada disco es diferente, en cada nuevo trabajo el combo catalán toma la decisión de experimentar con nuevos sonidos y arreglos, no le tienen miedo a la evolución, su público ya sabe cómo son y lo que les gusta hacer. “Al final estamos jugando, entonces, si te lo estás pasando bien cuando sacas un disco es como si fueran pantallas de una serie de Netflix, o una pantalla de los videojuegos que jugábamos cuando éramos niños; si te has pasado la pantalla, no te apetece volver a jugar la misma, quieres jugar la nueva. Nos hemos ido divirtiendo cada vez que hemos entrado al estudio, pensando que era como, otra vez volver a empezar y no jugar con los mismos elementos. Entonces, ya no sé en el futuro qué vamos a hacer porque hemos pasado por todos los estilos”.

La columna vertebral de cada álbum ha sido la fiesta, eso nunca ha faltado. “Siempre ha habido un denominador común.  Nosotros, más que el estilo musical, el género, la gente nos identifica por el aire festivo que tiene todo. Entonces puedes ir cambiando el estilo musical, pero nunca hemos traicionado el espíritu de la banda”

Superarse en ventas, público y escuchas

Uno es consciente del crecimiento cuando puede compararlo con otra cosa. Superar las ventas de un disco, de público, de escuchas. Y así lo vieron Buhos. “Cuando salió Barcelona S´Ilumina de golpe ibas a actuar a una plaza que el año pasado había en 500 y repetías porque había gustado, el pueblo quería otra vez y metías 3.000, y veías la misma plaza que el año pasado y veías que no se podía entrar en la plaza. Y ahí fue cuando empezamos a decir, bueno, ahora sí que esto está pegando. También se notaba mucho en la venta de camisetas. Hubo una sudadera de ese disco que detrás ponía, Cada matinada més Rebels. Y esa sudadera, con el logo de Buhos en el pecho y con capucha se vendieron 12.000 sudaderas”.


Si con Natura Salvatge se dieron a conocer a un público más amplio, más allá de las canciones sátiricas de APM, con su segundo plástico, Lluna Plena, donde estaba Barcelona S´Ilumina, aquello se les fue de las manos. Con todo, el primer sencillo no iba a ser dicha canción, sino Prenent la Lluna. “Si te digo la verdad el single de ese disco tenía que ser Prenent la Lluna, ya teníamos el videoclip hecho y todo, y cuando la discográfica escuchó el álbum, tanto la discográfica como el manager nos dijeron: bueno, Prenent la Lluna está bien, pero la vamos a guardar para el verano. El single es Barcelona S´Ilumina. Se ve que lo mandaron a varias radios y todo el mundo dijo, si me mandas esto te lo pongo a reventar”, recuerda.

El videoclip, del que se sienten muy orgullosos, es una maravilla, en él disfrutas de una Barcelona espectacular, que va mutando a lo largo del tiempo. “Me acuerdo que el videoclip lo hicimos en 15 días porque iba a salir el disco y teníamos que cambiar el single, y venga corriendo a hacer el videoclip, por suerte encontré a un tipo que llevaba haciendo Timelapse, el tío llevaba diez años haciendo eso. Nosotros nos pusimos por ahí por medio caminando e iban saliendo los timelapses, ese vídeo fue el más improvisado de la historia, nos dijeron: en una semana hace falta un videoclip. La gente flipaba porque en ese momento era un efecto audiovisual que no se había llevado a cabo”, comenta con total satisfacción.

Buhos giraron por primera vez en su longeva trayectoria por Europa el año pasado, una experiencia siempre diferente a hacerlo por la península. “La verdad es que fue una experiencia muy guapa”, apunta. “En Holanda fue la hostia, fue lo mejor. En Londres, pues la verdad es que metimos 300 y pico. Holanda está lleno de españoles y catalanes que están estudiando y trabajando allí. Supongo que en Londres hay más, pero la propaganda, para que se entiendan, es mucho más difícil. Y bueno, estuvimos en Milán, para nosotros fue un regalo más que otra cosa; al final se fue allí a disfrutar de unos días con la familia, los amigos, el grupo”, relata.

Su último plástico, La Nit està que Crema, contiene más electrónica, como ya he mencionado, y ese valor añadido me parece una muy buena idea. Suena muy fresco y bailable, perfecto para cualquier fiesta. “Teníamos claro que queríamos jugar con elementos nuevos y que íbamos a tirar por ahí un poco, porque para nosotros ya estaba como un poco gastado, no nos hacía ilusión que volviera a sonar el disco como sonaba en 2015 o en 2017; o sea, la evolución ha sido así. El disco anterior, que está Mil  Batalles, El Día de la Victòria y todo esto, ya habían pinceladas electrónicas; o sea, cada vez ha habido un poco más, y a lo mejor ahora el próximo lo hacemos más orgánico, es que lo importante es no repetir el último, porque si no al final la gente se acaba aburriendo”, sentencia. Guillem se declara admirardor de otro de los músicos que estarán en Feslloc. “Conocemos a Xavi Sarrià, para nosotros es el referente del País valenciano, luego hay otras bandas que también están bien pero como Xavi no hay nadie”, explica. Feslloc es una nueva oportunidad para disfrutar de la música en directo. 

Noticias relacionadas

next