Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 19 de septiembre y se habla de

Hispania Cerámica alcanza un acuerdo con sus acreedores y mira al futuro con esperanza

22/07/2020 - 

CASTELLÓ. Hispania Cerámica coge aire. El fabricante azulejero, fundado a finales de 1994 por la familia Arrandis, ha alcanzado un acuerdo con sus acreedores, con lo que mira al futuro con un halo de esperanza. El convenio con los acreedores, que contempla una quita del 50% y un plazo de diez años, con dos de carencia, para pagar la otra mitad de la deuda ordinaria, está pendiente de ser completado con un nuevo pacto con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria en lo que se refiere a la deuda privilegiada. 

Y es que, según señalan a Plaza Cerámica fuentes conocedoras, el montante de los importes a pagar a la Administración es alrededor de la mitad del total. En las últimas cuentas depositadas por la compañía, correspondientes a 2018, este volumen es de prácticamente seis millones de euros. 

El hecho de que estos seis millones de euros correspondan a prácticamente la mitad de la deuda total se debe fundamentalmente a la quita del 50% que han aceptado los acreedores ordinarios (proveedores y bancos). Pero también a la operación inmobiliaria que previamente cerraron los administradores de Hispania Cerámica y que no se recoge en el cuadro superior, incluido en el último informe de gestión depositado.

Y es que Grupo Pamesa se ha hecho con el inmueble que alberga la factoría de Hispania Cerámica, a la que posteriormente se lo ha arrendado por un plazo de 20 años. Esto ha permitido a la azulejera en concurso voluntario amortizar el crédito hipotecario que mantenía con Banco Santander y que superaba el propio valor de la construcción. Según aquellas cuentas de 2018, el valor de las construcciones se estimaba en 3,8 millones de euros. 

Ratificación por la junta de accionistas

Con todo ello, Hispania Cerámica ha dado un paso adelante trascendental en busca de su viabilidad. Este deberá ser ratificado en la junta general de accionistas convocada para finales del próximo mes de agosto, donde además también se someterá a votación la delegación para la formalización de los acuerdos, según recoge la convocatoria. 

Una vez logrado el acuerdo con los acreedores, este fabricante azulejero de Onda, dedicado fundamentalmente a producir material de poco valor añadido, deberá buscar "el apoyo financiero" necesario, según recogen los auditores en su último informe, para lograr la ansiada viabilidad. Asimismo, también deberá volver a la senda de los beneficios, después de cerrar 2018 con unas pérdidas de 800.000 euros, prácticamente un 6% de su facturación en aquel ejercicio. 

Noticias relacionadas

next