Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Importaco ultima la autorización para ampliar la planta de Agua de Cortes y abrir nuevos mercados

4/03/2019 - 

CASTELLÓN. La Generalitat valenciana ha emitido la propuesta de la Declaración Ambiental y Territorial Estratégica, paso previo a su aprobación definitiva, que permitirá ampliar la planta embotelladora de Agua de Cortes en un máximo de 29.592 metros cuadrados. Con ello, la accionista mayoritaria de la planta, la compañía valenciana Importaco, propiedad de la familia Pons, conseguirá una zona de almacenamiento mayor. La extensión del muelle de carga hacia el lado norte de la fábrica posibilitará así proseguir la expansión comercial de la mercantil, principal motor económico de la comarca castellonense de l'Alt Millars. La empresa tiene a partir de ahora un plazo de dos años para atender todos los requisitos medioambientales fijados por la Generalitat.

El Plan Especial que redactó en noviembre de 2017 el Ayuntamiento de Cortes de Arenoso -accionista minoritario de la embotelladora- abarca una superficie total de ampliación de 118.370 metros cuadrados, aunque la zona construida será de un máximo de 29.592 metros, que se sumarán a los 9.039 metros que ocupan el edificio principal y las naves anexas ya existentes. Fuentes del Grupo Importaco -accionista mayoritaria de Agua de Cortes- han explicado a Castellón Plaza que su previsión es ampliar la embotelladora en unos 7.000 metros cuadrados, por lo que "en una fase inicial no haremos uso de todo el suelo del que tendremos posibilidad". Es decir, la embotelladora duplicará su superficie construida hasta los 16.000 metros cuadrados y se reservará otros 22.000 metros de suelo edificable para una hipotética segunda ampliación.

La planta embotelladora, ubicada en la Partida Masico, alberga una zona de producción y otra de almacenaje. En el recinto de Cortes de Arenoso se realizan tareas de llenado y taponado gracias a cinco llenadoras de alta tecnología, así como el proceso de etiquetado de botellas, embalaje y almacenamiento del producto para su posterior distribución comercial. Todo el proceso está automatizado y, según las citadas fuentes, lo realizan 71 empleados en tres turnos de trabajo. Según se asegura en el Plan Especial, la expansión de la planta permitirá desarrollar nuevos mercados y ampliar la plantilla de personal.

Desde Importaco –propietaria del 69% de las acciones de Aguas de Cortes a través de la sociedad Bebidas Naturales, frente al 19% que está en manos del Ayuntamiento y el 12% restante perteneciente a pequeños inversores- han remarcado que la tramitación de la Declaración Ambiental y Territorial Estratégica se inició ante la Generalitat en diciembre de 2010, cuando el grupo valenciano ya se había convertido en el principal accionista de la compañía, y, pese a la publicación actual, los trámites medioambientales aún no han concluido. "Esta tramitación la presentó el Ayuntamiento de Cortes de Arenoso y responde a un trabajo a nivel interno para prevenir un futuro crecimiento de la planta", han señalado desde la compañía.

La embotelladora, que arrancó su actividad en 1991 por iniciativa municipal para frenar la despoblación, dispone de cinco líneas de producción y seis formatos de botella. Agua de Cortes envasó 207 millones de litros en el año 2017 y su facturación fue de 16,8 millones de euros, con unos beneficios de 720.900. Con la ampliación, la compañía, que es proveedora de Mercadona, donde vende buena parte de su agua embotellada, pretende buscar nuevos mercados con que seguir incrementando su facturación. 


Noticias relacionadas

next