Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La almassorense Miss Sushi alcanzará en 2020 los 25 restaurantes tras atender a 1,2 millones de clientes

14/01/2020 - 

CASTELLÓ. La cadena de restauración japonesa Miss Sushi, con sus orígenes en Almassora, se encuentra en pleno auge y ha cerrado 2019 habiendo recibido a más de 1,2 millones de comensales en sus locales, repartidos por todo el territorio español. La cadena asiática, fundada en 2008, se ha convertido en una referencia del sector al fusionar recetas tradicionales niponas con cocina de vanguardia. 

La compañía actualmente cuenta con un total de 23 restaurantes, presentes en las comunidades de Cataluña, Aragón, Asturias, Andalucía, Valencia, Murcia y Madrid. Y, para este 2020, "tenemos previstas dos nuevas aperturas: la primera se producirá a principios de año en Málaga. Nos encantaría seguir creciendo a este ritmo y llegar a todas las comunidades autónomas del país", afirma el consejero delegado de la firma, Jorge Vidal.

Además del trabajo en sus locales, otra de las claves del éxito de Miss Sushi es su servicio de delivery y take away. A través de peticiones desde su propia web y otras plataformas la empresa reparte una media de 52.530 pedidos al mes. 

Para 2020, además de continuar con su expansión, Miss Sushi tiene el reto de convertirse en una cadena 100% sostenible. Para ello ha comenzado a incorporar motos eléctricas a su flota de reparto, ya presentes en los locales de Madrid; y actualmente trabaja en convertir todo su packaging en envases, cubiertos y servilletas completamente biodegradables.

La filosofía de Miss Sushi va más allá de servir platos de calidad elaborados con sumo cuidado, y a lo largo de 2019 se ha sumergido en varios proyectos solidarios de los que sus responsables se sienten muy orgullosos. Así, hHan colaborado con ONGs como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) o Acción Contra el Hambre; la pasada Navidad estuvieron presentes en el mercadillo solidario de la Fundación Aladina y el último mes ha incluido en su carta los helados de la ONG Cesal, cuyos postres son elaborados por personas que se encuentran en riesgo de exclusión social. "Creemos que es muy importante que las empresas se vuelquen en acciones sociales para ayudarles a recaudar donativos y darles más visibilidad", expresa Jorge Vidal.

Entre las opciones que propone en su carta se encuentran platos que ya son parte de su identidad como el Ten, relleno de salmón noruego y queso cremoso, recubierto con salmón ahumado y vieiras, delicioso acabado con filamentos de guindilla, mayonesa de trufa y caviar de ikura; el Crispy Crab, elaborado con carne de txangurro del Cantábrico y langostino en tempura, o su famoso Dragón, un rollito de arroz y alga nori, con tempura de gambas y espárragos, servido con mayonesa japonesa y salsa teriyaki. De este último se han servido un total de 163.680 rollitos en sus restaurantes durante el último año.

Su propuesta también está compuesta por otro tipo de platos muy populares entre sus adeptos, como son el Yakisoba vegetal con huevo a baja temperatura o el Tartar de atún rojo de almadraba con aceite de oliva virgen extra. Concienciados con la variedad de opciones para sus clientes cuentan también con diferentes elaboraciones vegetarianas y veganas, como el wok 100% Vegetal con proteína vegetal, Heura. 

A pesar de tratarse de una opción gastronómica con un precio asequible, los ingredientes con los que realizan sus elaboraciones son siempre de primera calidad, entre ellos podemos encontrar salmón noruego, atún rojo de almadraba y pollo de corral.

next