X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la entidad provincial destaca como la cuarta de españa que menos tarda en abonar facturas

La Diputación y el Ayuntamiento de Castelló lideran la diligencia en el pago a proveedores

6/08/2019 - 

CASTELLÓ. La Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de la capital de la Plana aparecen entre las administraciones provinciales y locales más diligentes a la hora de satisfacer las facturas de sus proveedores. En el último informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), correspondiente al primer semestre de 2019, la institución provincial, hasta el 26M gobernada por el PP, figura como la cuarta mejor pagadora de España, tardando una media de 9 días en realizar los ingresos a los trabajadores por cuenta propia tras la presentación del servicio. Solo las entidades de Cuenca (siete días), y Teruel y Toledo (ocho) son más resolutivas.

La eficacia en el pago de la corporación que gestiona el tripartido también queda acreditada al convertirse en la duodécima capital de provincia que atiende con mayor prontitud sus obligaciones económicas a propósito de los abastecedores. Lo hace en una media de 22 días, cumpliendo, al igual que la Diputación de Castellón, con los periodos de pago legales, que se establecen en 30 días.

La presteza del Ayuntamiento de la capital de la Plana y de la institución que preside Pepe Martí coloca a la provincia en una posición privilegiada en comparación con el resto de territorios.

Según el análisis de ATA, la media de los periodos de pago de las entidades autonómicas durante el primer semestre se fijan en 35 días, 37 en el caso de la administración central. Además, la medida en los organismos locales, para los que trabajan la inmensa mayoría de autónomos, duplica ese periodo legal, situándose en 65 días.

El informe de morosidad destaca que Cantabria (56 días), Comunitat Valenciana (51) e Islas Baleares (45) son los organismos regionales que más tardan en solventar las facturas de sus proveedores. En el otro lado de la balanza figuran Galicia (18 días), Andalucía (20) y País Vasco (21).

Por lo que se refiere a las diputaciones y cabildos, la celeridad de la castellonense contrasta con lentitud que caracteriza a la de València, que necesita hasta 53 días de media para liquidar las deudas con los autónomos.

A nivel de los grandes municipios (aquellos con más de 75.000 habitantes) y capitales de provincia, Zamora es la ciudad que soluciona con mayor rapidez sus responsabilidades financieras, empleando una media de 9 días. Le siguen Roquetas de Mar y Lugo (ambos 11 días), Vigo (12), y Soria, Coslada, Torrent y Salamanca, que hacen frente a las facturas presentadas por sus suministradores en una media de 14 días. Jaén (542 días) es la localidad que más tarda en pagar.

Noticias relacionadas

next