Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 9 de julio y se habla de cd castellon coronavirus caso erial azulejo ascer

SU MÁXIMO DIRIGENTE, QUE LIDERA AÚN LA BATALLA JUDICIAL, RESPONSABILIZA AL PSOE PROVINCIAL

La dirección socialista de Vall d'Alba, baluarte contra el 'fabrismo', dimite al verse "desamparada"

12/12/2019 - 

CASTELLÓ. La falta de sintonía con la actual dirección provincial socialista y "el abandono" -según esgrimen los afectados- por parte de los actuales dirigentes orgánicos del partido en Castellón han llevado a la Ejecutiva local del PSPV-PSOE de la Vall d'Alba a presentar su dimisión en bloque, arrastrada por la decisión de su secretario general, Fernando Grande, de dejar el cargo, tal como ha confirmado el que hasta la legislatura pasada y durante varias legislaturas fuera destacado asesor y diputado en la Diputación, además de encabezar los pleitos judiciales contra el que fuera número dos del fabrismo en la institución provincial, Francisco Martínez.

Grande, hoy fuera de la diputación y purgado dentro de los cargos orgánicos del partido tras el último proceso de primarias, aún continúa como acusación particular en el caso que afecta a Martínez, un asunto que habla de enriquecimiento ilícito y que dura ya más de cuatro años. A todo esto se une la reciente decisión de la Audiencia Provincial de anular el auto del juez tras pedir que se corrijan aspectos de la instrucción, lo que ha supuesto la gota que ha colmado el vaso de la paciencia del ya exdirigente socialista, que ya ha tenido que poner de su bolsillo unos 2.000 euros para hacer frente a los costes del proceso judicial.

El hasta ahora secretario general del partido en Vall d'Alba -que ha venido liderando la acusación contra el que fuera vicepresidente de la Diputación en la etapa de Carlos Fabra y que, incluso, ocupó interinamente la presidenta de la Diputación durante la baja por enfermedad de este último- también renunciará a su acta como concejal socialista y abandonará el Ayuntamiento, donde ocupa la portavocía del grupo municipal. Su baja será efectiva a partir del próximo pleno que se celebrará el 23 de diciembre. El PSOE dispone de tres ediles en el consistorio de Vall d'Alba, frente a la abrumadora mayoría absoluta del PP, que tiene siete concejalías de un total de once.

next