Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La empresa Blue Plasma Power de gestión de residuos orgánicos se une a Espaitec

15/10/2020 - 

CASTELLÓ. La empresa BluePlasma Power se ha instalado recientemente en Espaitec, Parque Científico y Tecnológico de la UJI, tras formar parte del ecosistema innovador y tecnológico de la Universitat Jaume I de Castelló como empresa vinculada virtualmente.

La compañía, especializada en integrar tecnologías  para obtener innovadoras líneas de producción compactas de bajo coste, tiene como finalidad aportar una solución eficiente y rentable ante el problema mundial de los residuos orgánicos no reciclables. Su principal objetivo es la valorización de residuos orgánicos a productos de alto valor añadido, reduciendo la emisión de CO₂ y siendo respetuosos con el medio ambiente.

BluePlasma Power ha desarrollado una tecnología propia patentada con dos procesos de valorización de residuos orgánicos que permite, con menor inversión, duplicar en eficiencia a las tecnologías convencionales más modernas para producir gas de síntesis, electricidad y un biolíquido (metilal) que se utiliza en el sector petroquímico y actúa como sumidero de dióxido de carbono (CO₂). Esta tecnología reduce la emisión de CO₂, siendo respetuosa con el medio ambiente.

La tecnología desarrollada por la empresa consiste en bio-refinerías donde desperdicios orgánicos se introducen en un hidrogasificador fotocatalítico con plasma, que convierte a los sólidos o líquidos en un gas de síntesis enriquecido con hidrógeno del vapor de agua, expulsando como residuos los minerales en forma de arena fina, la cual se puede utilizar como abono para la tierra o en mezclas de morteros para la construcción.


BluePlasma Power también participa en el proyecto Life Ecomethylal para producir el biolíquido Ecomethylal a partir de residuos plásticos no reciclables, que si no fueran tratados con esta tecnología irían al vertedero. Durante el año 2019 se demostró esta misma viabilidad técnica a través del proyecto H2020 Urbanrec, en el que se produjo metilal a partir de residuos voluminosos como plásticos, maderas, telas o espumas, que se valorizaron produciendo metilal.

Su instalación física en Espaitec responde a un doble objetivo: reforzar su nexo de unión con el ecosistema innovador y tecnológico de la Universitat Jaume I, creando nuevas sinergias y, por otra parte, siendo una empresa de base tecnológica e innovadora, vincularse a Espaitec afianza su red de contactos a nivel nacional e internacional, junto a la colaboración con el personal investigador de la Universitat Jaume I.


Noticias relacionadas

next