Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La patronal citrícola dona 40.000 € y 5 toneladas de mandarinas para aliviar la crisis del Covid-19

16/04/2020 - 

CASTELLÓ. El Comité de Gestión de Cítricos (CGC) ha donado a cuatro entidades benéficas de la Comunitat Valenciana 40.000 euros para financiar su acción solidaria. Fue el 14 de abril cuando se procedió a realizar el ingreso a Cáritas Diocesana de las tres provincias valencianas así como a la Casa de la Caridad de Valencia, organizaciones que en las últimas semanas han redoblado sus esfuerzos para atender a los damnificados por la crisis ocasionada por el Covid-19, han señalado fuentes de la patronal citrícola. 

De igual manera, varios operadores han participado, en otra acción paralela promovida por el CGC, en una segunda donación de 5 toneladas de mandarinas, que desde la semana pasada y durante la presente se están distribuyendo entre tales entidades así como entre diversas residencias de personas mayores, gracias a la ayuda de voluntarios de Cruz Roja Española.

Además de con las organizaciones citadas, el CGC contactó igualmente con algunos bancos de alimentos que también están trabajando intensamente para atender a las familias que, a causa del confinamiento y del parón económico, sufren necesidad y han pasado a estar en riego de exclusión social. En tales conversaciones la patronal naranjera estatal pudo contrastar las dificultades logísticas para almacenar productos perecederos manteniendo las medidas de bioseguridad para prevenir el contagio del coronavirus y para repartir después ese género entre los damnificados. De ahí que algunas de estas entidades hayan reorientado parte de su acción solidaria a la entrega de vales de comida canjeables en supermercados, cuyas principales cadenas también están colaborando solidariamente o al reparto de lotes de alimentación seca. Atendiendo a estas circunstancias, el CGC decidió compatibilizar la donación de fruta con la entrega de dinero para así ganar en eficiencia.

A las entregas de mandarinas en nombre del CGC habría que añadir las donaciones de cítricos que, a título particular, han realizado diversas empresas también asociadas y que normalmente se efectúan en el propio municipio donde se ubica el almacén de confección para así facilitar su distribución, han destacado las fuentes de la patronal citrícola.  

Noticias relacionadas

next