X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las actuaciones se centran en las mejoras de las condiciones de HABITABILIDAD

La rehabilitación del grupo San Lorenzo finalizará tras el verano con una inversión de 681.200 euros

12/08/2019 - 

CASTELLÓ. La Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática tiene previsto finalizar después del verano los trabajos del Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) que está ejecutando en el grupo de vivienda pública San Lorenzo de Castelló.

Estas obras se enmarcan dentro de los ARRU que por primera vez ha impulsado la Generalitat en varios grupos del parque de viviendas sociales y que está desarrollando a través de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha).

El ARRU de San Lorenzo será el primero en acabar las obras, mientras continuarán los trabajos de regeneración urbana en otros grupos como La Coma (Paterna), Bajo Vías (Sagunto), Palmerales (Elx) y Plaza Xiques-Barbacana (Alcoi).

El objetivo de estas actuaciones es adecuar y mejorar las condiciones técnicas, de habitabilidad y accesibilidad de estos grupos, ajustando las instalaciones de los edificios a la normativa legal vigente desde el punto de vista técnico y medioambiental.

Las obras de mejora de los elementos comunes de San Lorenzo cuentan con un presupuesto de 681.200 euros. Las actuaciones se central principalmente en la parte de conservación y mejora de las condiciones de habitabilidad del grupo. Concretamente, se están llevando a cabo mejoras de impermeabilización en fachadas y cubiertas, sustitución parcial de carpinterías de ventanas, adecuación de accesibilidad en zaguanes, modernización de las instalaciones de alumbrado y telecomunicaciones, así como mejora de las condiciones de suministro de agua potable.

Desempleados del barrio

Otra parte muy importante que tienen estas obras es el componente social y la generación de empleo que aporta en el entorno. Según establece una cláusula de la Conselleria de Vivienda, al menos el 50% de la plantilla contratada para las obras del ARRU deben ser desempleados de larga duración del municipio, priorizando a los vecinos del grupo.

En el caso de San Lorenzo, gracias a esta intervención, la empresa adjudicataria ha contratado a cinco vecinos del barrio. En concreto, tres peones sin cualificación específica y de dos oficiales de albañilería.

Además de las obras en sí, el ARRU se complementa con una serie de medidas sociales, a través de un Plan de Intervención Integral Sostenible que se desarrolla conjuntamente con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Castelló. El objetivo es mejorar la calidad de vida de sus vecinos mediante la normalización de estos grupos de viviendas públicas, en una acción que perdure en el tiempo.


Noticias relacionadas

next