Hoy es 16 de julio

La Comunitat Valenciana lideró el crecimiento del empleo en el primer trimestre de 2022

28/04/2022 - 

VALÈNCIA (EP/EFE). El paro en la Comunitat ha bajado en 37.900 personas el primer trimestre de 2022, aunque la tasa de paro ha aumentado hasta el 12,85%, con un total de 317.800 parados.

La Comunitat es una de las autonomías en la que más ha bajado el paro en términos anuales (-76.400), junto a Catalunya (-105.500) y Andalucía (-112.100), según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Respecto al año anterior, el número de parados en la Comunitat ha bajado en 76.400 personas, con una disminución relativa del 19,39%. Además, la Comunitat ha creado 39.900 empleos respecto al cuarto trimestre de 2021, mientras que en España se han originado 878.000 empleos.

El paro sube en 70.900 personas hasta marzo en España

El paro subió en 70.900 personas entre enero y marzo, lo que supone casi un 2,3% más que en el trimestre anterior, mientras que la ocupación se redujo en 100.200 puestos de trabajo (-0,5%), su menor descenso en un primer trimestre desde 2019, cuando se destruyeron 93.400 empleos.

Al finalizar marzo, el número total de parados se situó en 3.174.700 personas y el de ocupados, en 20.084.700 personas, ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El aumento del paro en el primer trimestre de este año, el primero que se produce tras cinco trimestres de retrocesos, contrasta con la caída en 65.800 desempleados registrada en el mismo periodo de 2021.

En los tres primeros meses de 2020, cuando hizo aparición la pandemia del Covid, el paro se incrementó en 121.000 personas, por encima de lo que lo ha hecho en el primer trimestre de este año.

La tasa de paro repuntó tres décimas en el primer trimestre, hasta el 13,65%. Este indicador no subía desde el tercer trimestre de 2020. Por su parte, la tasa de actividad bajó algo más de una décima, hasta el 58,5%, tras reducirse el número de activos en 29.400 personas entre enero y marzo (-0,1%).

En el último año el paro se ha reducido en 479.200 personas (-13,1%) y se han creado 878.000 empleos (+4,6%), mientras que el volumen de activos se ha incrementado en 398.700 personas (+1,7%). La ocupación lleva cuatro trimestres encadenando alzas interanuales superiores al 4%.

El ajuste del empleo se concentra en los temporales

Según el INE, el número de asalariados se redujo en el primer trimestre en 45.800 personas (-0,3%), concentrándose todo el ajuste en el empleo temporal (-209.800), ya que los asalariados con contrato indefinido aumentaron entre enero y marzo en 164.100 (+0,2%), hasta superar los 12,8 millones, nuevo máximo histórico. De este modo, la tasa de temporalidad retrocedió casi 1,2 puntos, hasta el 24,21%.

La destrucción de empleo registrada en los tres primeros meses del año se concentró, sobre todo, en el sector privado, que perdió 92.900 empleos (-0,5%), en tanto que el sector público recortó sus puestos de trabajo en 7.400, un 0,2% menos respecto al trimestre anterior.

El número de ocupados a tiempo completo se redujo en 171.500 personas hasta marzo (-1%), mientras que los asalariados a tiempo parcial se incrementaron en 71.300 (+2,6%), hasta sumar 2,8 millones de personas, la cifra más elevada en dos años (desde el primer trimestre de 2020).

Suben los hogares con todos sus miembros en paro

Los hogares con todos sus miembros en paro subieron en 29.000 en el primer trimestre, un 2,8% respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.052.900. Sin embargo, en el último año, los hogares con todos sus integrantes en el desempleo se han reducido en 173.300, lo que supone en valores relativos un descenso del 14,1%.

Entre enero y marzo, los hogares con todos sus miembros ocupados bajaron en 22.300 (-0,2%), hasta un total de 11.049.700 hogares. No obstante, en el último año, las familias con todos sus miembros ocupados se han incrementado en 630.800 (+6%).

Los hogares con al menos un activo subieron en 23.400 en el primer trimestre (+0,17%), hasta los 13,7 millones, mientras que en el último año aumentaron en 235.500 (+1,7%).

Puig: "Los indicadores son mejores que en 2015"

Por su parte, desde la romería de la Santa Faz en Alicante, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha resaltado que los datos de la EPA de este jueves muestran "que vamos por el buen camino". Según el titular del Consell, a pesar de la pandemia y las consecuencias de la guerra en Ucrania, "todos los indicadores económicos y sociales son mejores que en 2015".

Foto: RAFA MOLINA

Puig ha destacado que esta legislatura está siendo "extraordinariamente compleja", pero ha resaltado que este año es "decisivo" por la existencia de los fondos europeos y por la necesidad de aplicar "los presupuestos más importantes de la historia".

El president ha afirmado que "nunca" hubiera imaginado "encontrarse" con una pandemia y las consecuencias de una guerra, razón por la que ha valorado el comportamiento de la sociedad valenciana y la "corresponsabilidad". Asimismo, ha urgido a valorar los acuerdos "muy complicados" realizados y ha pedido seguir con el desarrollo de la Comunitat, porque, ha dicho, "es el momento valenciano" y la Comunitat "alcanzará los retos importantes que estaban previstos". 

Economía destaca que el mercado de trabajo está siendo el "motor de recuperación

Por su parte, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, ha destacado que el mercado de trabajo está siendo el "motor de recuperación de la economía española", pese a la situación "difícil" por las consecuencias de la guerra en Ucrania y ha puesto en valor la aceleración de la creación de empleo indefinido por el efecto de la reforma laboral.

"No solo se está creando empleo, sino que se está creando empleo de calidad, más estable y con mejores perspectivas de renta", ha destacado el secretario de Estado durante la rueda de prensa para presentar los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

García Andrés ha valorado que la ocupación entre enero y marzo se mantenga por encima de los 20 millones, pese a que el primer trimestre del año es tradicionalmente de estacionalidad desfavorable y en esta ocasión empezó con la variante Ómicron y posteriormente sufrió las consecuencias de la subida de los precios de la energía, los cuellos de botella y el impacto de la guerra en Ucrania.

Además, ha puesto en valor que el incremento del empleo en el último año fue superior en los trabajadores con contrato indefinido, 557.700 ocupados más, frente a los 266.500 temporales, acelerándose la creación de empleo indefinido en el último trimestre por el efecto de la reforma laboral.

En conjunto, en el último año se crearon 878.000 puestos de trabajo, superándose los 20 millones de ocupados. No obstante, en términos trimestrales, la ocupación cae en 100.000 personas. "La caída indica que estamos ante un trimestre normal en términos estacionales y es considerablemente mejor que el de 2021, 2020 y también 2018", ha apuntado el secretario de Estado.

Noticias relacionadas

next