Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

L'Alcora inicia las obras de mejora de la calle Viver que tendrán un coste de 66.700 euros 

27/10/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de l’Alcora ha comenzado el proyecto de renovación urbana de la calle Viver. Con una inversión de 66.700 euros, como ha explicado el concejal de Urbanismo, Julián Tena en un comunicado, además de dotarlo de una nueva pavimentación, se llevará a cabo la ampliación y remodelación de las escaleras situadas en el vial, la renovación de la red de abastecimiento, la modificación puntual de la red de saneamiento y la implantación de una nueva red de pluviales Se trata de una de las actuaciones englobadas dentro de L’Alcora avança, plan que asciende a 500.000 euros y que el Ayuntamiento tiene previsto ejecutar en este año 2020.


Las obras se han iniciado con la demolición de toda la zona de actuación, del pavimento de la calzada, en primer lugar, y, en segundo lugar, de las aceras y los bordillos, de este modo se pretende no interrumpir el paso a los residentes de la zona de actuación. A continuación, se ha procedido a la apertura de caja para el pavimento y de zanjas para los diferentes servicios.
Por lo que respecta a la red de pluviales, se aprovechará esta actuación para solucionar el problema que supone la salida de agua durante los episodios de lluvias, desde el muro del colegio La Salle, que provocaba la inundación de la zona de vertido y que ahora se canalizará al colector de pluviales proyectado en la calle Viver.

Una vez ejecutados todos los servicios se procederá a la pavimentación del vial mediante la extensión de la subbase de zahorra artificial, de 10 cm de espesor, sobre la que se ejecutará una solera de hormigón en masa, de 15 cm de espesor. La solera de hormigón servirá de base para el pavimento de la calzada y aceras.
Al tratarse de una calle estrecha, se ha decidido realizar una pavimentación compatible con la coexistencia de peatones y vehículos a motor, dejando las aceras y la calzada al mismo nivel y empleando diferentes materiales en la pavimentación para obtener zonas diferenciadas. Este tipo de pavimentación dará continuidad a las últimas actuaciones urbanísticas realizadas en el municipio.
El pavimento de la calzada se realizará mediante adoquines de hormigón en masa de color antracita para la calzada y amarillo para la acera. Se pavimentará una franja central de color antracita, con una rigola central.

Noticias relacionadas

next