Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el arranque de la reforma dependerá de la presentación de alegaciones en el mes de marzo

Las obras de Borrull empezarán en primavera de confirmarse la adjudicación y tras la firma del contrato

23/02/2021 - 

CASTELLÓ. Las obras del edificio de Borrull arrancarán en primavera de confirmarse en las próximas semanas la concesión del proyecto en favor de la Unión Temporal de Empresas (UTE) Condisa-Ortiz. Aunque existe una propuesta de adjudicación tras concluir la licitación, todavía quedan algunos trámites administrativos antes de que el Consell apruebe definitivamente la ejecución. Hasta el 26 de febrero el Grupo Ortiz tiene de plazo para presentar la documentación. A partir de ahí, corresponde a la dirección general de Patrimonio elevar un informe de solvencia.

Con esa memoria favorable, se elabora una resolución de adjudicación, que posteriormente se envía a intervención para su revisión. Si todo está en regla, se notifica oficialmente al resto de concurrentes (12 mercantiles) el periodo para la presentación de alegaciones. Ese intervalo va más allá del medio mes preceptivo al tratarse de 15 días hábiles, por lo que no cuentan sábados, domingos y festivos. En el caso de que al final ninguna de las participantes formalice objeciones al resultado, se considerará entonces la adjudicación definitiva.

Para que se cumplan todas estas diligencias en el tiempo, transcurrirán varias semanas en el calendario, por no decir meses. En efecto, desde la Generalitat Valenciana se evita hablar de fechas, ya que además dependerá de la formalización o no de reclamaciones por parte de las empresas. Entre ellas, aparece la castellonense Gimecons, del Grupo Gimeno, que posee hasta 11 divisiones distintas

Cabe recordar que Condisa-Ortiz se impuso a otra castellonense, Becsa SA, y al Grupo Bertolín por un escaso margen de diferencia. Mientras la vencedora del concurso obtuvo 83,93 puntos tras la suma de las calificaciones de las plicas técnicas y administrativas, la firma de la familia Batalla sumó 82,88 puntos y la compañía valenciana, con sede en Paterna, consiguió 80,92. 

La rehabilitación de Borrull, adjudicada por 11,9 millones de euros, cuenta con un periodo de ejecución de 22 meses a partir de la firma del acta de comprobación de replanteo. Dicho de otra forma, a partir de la confirmación de la disponibilidad del edificio por parte de la empresa (en este caso, UTE). El pronóstico de Conselleria pasa por recibir la obra civil a finales del primer trimestre de 2023 o principios del segundo.

Las matemáticas del PSPV

En el supuesto de que surjan complicaciones con las alegaciones, esos cálculos iniciales podrían verse seriamente afectados. En esta coyuntura, a nadie se le escapa que en abril de 2023 se celebrarán elecciones autonómicas y que un mes después, en mayo, se convocarán las municipales. La posibilidad de abrir las puertas del restaurado y emblemático inmueble antes de esas datas supondría un espaldarazo importante para el PSPV. Así, la inauguración debería producirse en los albores de la primavera, toda vez que la ley electoral impide organizar actos de propaganda en plenas campañas plebiscitarias.

Para acometer la reforma de Borrull, la Generalitat Valenciana dispone de una reserva de crédito de 24 millones de euros, el doble de lo que finalmente costará la obra. El Consell acordó el 23 de octubre de 2020 ampliar el límite del gasto plurianual en previsión de una mayor inversión, corroborada con el presupuesto base de 17,9 millones de euros. Los 4,7 millones programados para 2021 se convirtieron en 8,1 millones. Los 1,95 millones de 2022 se dispararon hasta los 13,7 millones, mientras que la cantidad proyectada para 2023 registró un ligero aumento al pasar de los 1,62 millones a los 2,2 millones de euros.

next