X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los citricultores protestan por la llegada de barcos egipcios... pero el muelle está vacío

28/02/2019 - 

CASTELLÓN. La llegada de fruta de países terceros a Europa ha enervado a los citricultores y ha caldeado los ánimos en las empresas exportadoras, que han visto cómo en esta campaña tienen más complicado situar sus marcas en los lineales de los supermercados del continente. Y las numerosas reivindicaciones que los primeros están llevando a cabo en los últimos meses pueden dar lugar a equívocos.

Así ha ocurrido con la protesta celebrada este miércoles en el puerto de Castellón para criticar la llegada de fruta procedente de Egipto a través de sus muelles. Y es que en la terminal frigorífica de PortCastelló, visible desde el mismo lugar de la concentración, no había ningún barco. De hecho, desde que cesó la campaña de exportación a los Estados Unidos, en diciembre, ningún buque ha atracado en el Muelle Transversal Interior, el utilizado para los productos hortofrutícolas puesto que en él está la terminal frigorífica de Fricasa, para la descarga de naranja. 

El propio presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Francisco Toledo, quiso participar en la protesta frente a las instalaciones del puerto para dar su apoyo al sector y dejar este punto claro. Además de las importaciones de naranja en verano, Toledo reconoció que sí llega fruta de terceros países a Castellón coincidiendo con la campaña local, concretamente de momento "50 toneladas" en lo que va de año. Desde el Comité de Gestión de Cítricos señalaron que estos "pocos con­te­­nedores podrían haber sido adquiridos por intermediarios" con el fin venderlos "en mercados mayoristas" como Mercamadrid y no por "exportadores españo­les asociados" al CGC, "que por estas fechas se abas­­­­­tecen de los campos españoles". 

Un barco de exportación de cítricos, en la terminal del puerto de Castellón.

Con ello, el presidente de la patronal estatal de exportadores de cítricos, Manuel Arrufat, ha querido pedir "responsabilidad" a los citricultores a la hora de buscar culpables de la crisis citrícola. 

Más controles en los puertos del norte de Europa

De hecho, la importación de naranja egipcia a través de PortCastelló cae este año "un 63%" respecto al pasado, señaló Toledo. Y lo hace porque el provincial "no es el puerto más adecuado" para la importación de cítricos "por nuestros requisitos" en las inspecciones de fruta, apuntó. Por eso, el presidente de la Autoridad Portuaria criticó el sinsentido de que la Unión Europea pueda importar "naranja o cualquier otro producto que pueda traer plagas por donde sea", mientras a Estados Unidos "solo se entra por un puerto", el de Filadelfia, donde atracan los barcos que parten de Castellón cargados de clementinas cada campaña. Así, mientras en EEUU el paso por el puerto que mejor controla los requisitos para la importación es obligado, para llegar a Europa "los importadores eligen el eslabón más débil", sobre todo los puertos holandeses, mucho más laxos con las inspecciones y más cercanos a las plantas de procesamiento de los importadores.

Esto también lo destacó el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, quien señaló que Europa tiene "demasiadas puertas de entrada", lo que provoca un "descontrol" en la llegada de la fruta. Ante esto, Aguado pidió, como vienen haciendo todas las organizaciones agrarias, "renegociar los acuerdos comerciales" entre el Ejecutivo comunitario y los países importadores, para evitar que la naranja siga siendo moneda de cambio. De lo contrario, "en un plazo muy corto van a sobrar los huertos de cítricos de Europa". 

Noticias relacionadas

next