Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de coronavirus TOQUE DE QUEDA estado de alarma golf sant gregori

la criba electoral en la provincia

Macián, Tirado, Jiménez... el 28-A deja a históricos de la política en Castellón fuera de las instituciones

30/04/2019 - 

CASTELLÓ. Si los procesos de selección de la correspondientes candidaturas a las elecciones de este domingo ya vinieron acompañadas de la primera criba de nombres, las urnas no han hecho sino sentenciar el futuro político de unos y otros; mientras que a unos, los menos, les llevará a tomar posesión de sus correspondientes escaños, otros se han quedado en puertas del acariciado sueño de lograr una plaza en una selección que únicamente marca el sufragio. Tras el 28A, sobre la arena electoral en Castellón han quedado sin premio históricos representantes políticos de las diferentes formaciones, pero también otros que ya lucían en la solapa la chapa de promesas y hoy están condenados al olvido.

La debacle popular en la provincia ha tenido en el actual concejal de Castelló, Juan José Pérez Macián, la imagen más significativa de esta derrota. Miembro de la corporación en las dos últimas legislaturas del PP en el gobierno municipal- bajo las alcaldías de Alberto Fabra y Alfonso Bataller-, edil en la oposición en este último periodo, ha tenido en este tiempo un gran protagonismo en la política municipal castellonense. Este 28-A era la oportunidad que se le había brindado para dar el salto al Congreso de los Diputados, como número dos del partido, una privilegiada posición que no ha bastado para garantizarle un lugar en la Cámara Baja. Por otro lado, ni siquiera tendrá la oportunidad de repetir en el ámbito municipal al no estar incluido en la lista de candidatos a las municipales para el próximo 26-M, con lo que Pérez Macián abandonará la primera línea de la política castellonense como uno de los efectos colaterales más palpables de la caída popular en Castellón.

Compromís Castellón, por su parte, también ha perdido representación en el Congreso. En esta nueva legislatura que está por arrancar ha quedado fuera Marta Sorlí, que llegó al cargo gracias, en buena parte, a una entonces fructífera coalición con Podem que, en esta ocasión, no se ha producido. La propia Sorlí lo señalaba el domingo nada más conocer los resultados: "Los pueblos de Castellón han perdido voz en Madrid", autoasignándose esa responsabilidad en la defensa de los intereses de las comarcas castellonenses en el Congreso de los Diputados y al trabajo desarrollado en este tiempo.

En lo que concierne a las elecciones autonómicas, a solo un escaño se ha quedado la histórica dirigente socialista Cara Tirado, diputada en las tres últimas legislaturas en una Cámara autonómica a la que accedió en 2007. Mujer de partido desde su activa participación desde su etapa en Juventudes Socialistas, ha pasado por cargos tanto en el Ayuntamiento de Castellón y ha formado parte de la ejecutiva local del partido.

Otro de los fijos en esta lista es César Jiménez, diputado de Podem en Les Corts en la última legislatura y uno de los nombres más relevantes de la formación morada de Castellón, partido del que fue elegido en 2015 secretario general por esta circunscripción. Poco después sería el cabeza de cartel a las elecciones autonómicas a les Corts, donde ha tenido un papel relevante dentro de su partido. Hoy Jiménez, tercero en la lista por Podem Castelló queda fuera del club de los elegidos a tenor de los resultados de este 28-A.

Finalmente, los malos resultados del PP también han tenido otras consecuencias como es la desaparición no solo de nombres propios, sino también de apellidos. Así, Alejo Font de Mora -hijo del que fuera conseller de Educación y vicepresidente primero de Les Corts, Alejandro Font de Mora- se ha quedado en puertas de ocupar un sillón en la Cámara autonómica, puesto al que aspiraba como número siete en la lista popular que encabeza Miguel Barrachina; una candidatura que, de los ocho representantes logrados en las elecciones de 2015, han pasado a cinco, muy lejos de colmar las aspiraciones del vástago.

En esta última legislatura, Alejo Font de Mora ha ocupado una concejalía en el Ayuntamiento de Vila-real, responsabilidad que no volverá a repetir al haberse jugado su futuro a una sola carta, la autonómica, y hoy está fuera de la lista municipal que encabeza el popular Héctor Folgado.

Otros que han quedado en ciernes de ocupar plaza en les Corts han sido David Luis López, por Ciudadanos, una formación que ha visto reducida las aspiraciones iniciales de obtener unos notables resultados en estas elecciones. Los cuatro escaños conseguidos no han sido suficientes como para que López dé el salto a València, al menos, de momento.

Inmaculada Carda, por Compromís y Rebeca Serna, por Vox, completan la lista de quienes han acariciado representación en Les Corts; y por su parte, Domingo Vicent, número dos de Ciudadanos al Congreso, tampoco ha visto colmada su aspiración pero al menos, el vila-realense se ha reservado la posibilidad de seguir en las instituciones en la próxima legislatura al reservarse como alcaldable en su ciudad por el partido naranja.

Noticias relacionadas

next