X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL PORTAVOZ DE CS EN EL AYUNTAMIENTO SE SIENTE "CON GANAS Y FUERZAS DE SEGUIR"

Marín-Buck asegura su continuidad en medio de la batalla interna que sacude a Ciudadanos Castellón

14/11/2019 - 

CASTELLÓ. La tormenta desatada en Ciudadanos a raíz de la renuncia de Albert Rivera amenaza con convertirse en tornado a su paso por la provincia de Castellón. Desde que los resultados del 10N constataron el cataclismo electoral que pronosticaban las diferentes encuestas, las bases de la formación naranja se han aventurado a una guerra de guerrillas cuyas consecuencias pueden agravar todavía más la actual crisis.

En ese 'Juego de Tronos' un nombre ha adquirido protagonismo en las últimas horas: Alejandro Marín-Buck. El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Castelló se mostró muy afligido en Facebook este lunes nada más conocerse la marcha del líder nacional. Admitió sentirse "huérfano políticamente" y, aunque apeló a la fortaleza del partido, empleó términos, con un trasfondo melancólico, que algunos han interpretado como una inminente dimisión, algo que "no pasa por mi cabeza", según subraya a Castellón Plaza.

Marín-Buck, que ocupaba el segundo puesto en la candidatura de Sandra Julià al Congreso de los Diputados, se encuentra "con ganas y fuerzas para seguir adelante. Ahora más que nunca después de lo que nos ha pasado. Soy una persona que cuando las cosas se ponen difíciles, más se crece".

El portavoz de la formación naranja descarta apartarse de la primera línea política. "Insisto en que para nada pienso en dimitir. Y si lo hiciera, no sería por lo sucedido en las elecciones ni tampoco por la marcha de Rivera. La decisión la tomaría por no poder compaginar mi cargo público con la vida familiar y mi trabajo como ginecólogo, y en estos momentos lo puedo asumir todo sin problemas. Tengo un compromiso de continuar adelante y estoy a tope", asevera.

Reflexión

La debacle en las urnas conllevará novedades importantes en la dirección nacional de Ciudadanos y, a partir de ahí, el movimiento de sillas irá en cascada. "Cuando la comisión gestora tenga claras las cosas, es evidente que habrá cambios", vaticina Marín-Buck, quien apuesta por cerrar filas en torno a la marca y rearmarse como partido desde la reflexión y el debate interno.

Esa introspección deberá culminar con la celebración de un congreso provincial. Hasta entonces, el líder de Cs en Castelló considera imperativo mantener la calma y evitar que la crispación vaya en aumento conforme avanzan las semanas a consecuencia del malestar de algunas voces críticas. No obstante, a nadie se le escapa en Ciudadanos que el 10N ha marcado un antes y un después, que precipitará un proceso de regeneración a medio plazo. 

Noticias relacionadas

next