Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Martí celebra en Castell de Cabres el primer año de gobierno y resalta su apoyo a los pueblos pequeños

28/06/2020 - 

CASTELLÓ. El equipo de gobierno de la Diputación de Castellón, con José Martí al frente, echó hace 365 días a andar con una importante declaración de intenciones: los municipios, y más especialmente los del interior, serán los protagonistas de la llamada Diputación del Cambio. El presidente Martí ha recordado que “no es ninguna coincidencia que la primera alcaldesa con la que me reuní fuera María José Tena, del pueblo más pequeño de la provincia, Castell de Cabres, donde hoy nos hemos desplazado para poner en valor los cambios que desde esta nueva diputación hemos implementado para reforzar los servicios y la calidad de vida de nuestros ciudadanos”.

En opinión de Martí, “todo esto pasaba por dotar de mayores recursos económicos a nuestros municipios y darles la mayor libertad para decidir qué hacer con los fondos que reciben”. “Y así lo hemos hecho”, ha continuado el mandatario, quien ha hecho mención a los dos programas que se han convertido este año en los máximos exponentes “de este cambio de filosofía en el Palau de les Aules”. Estos son el renovado Plan 135 y el Fondo de Cooperación Municipal.

“Desde un principio teníamos claro que los criterios de reparto del plan de obras y servicios se tenían que cambiar para beneficiar a los municipios más pequeños y con menos recursos, por eso hemos aplicado una discriminación positiva que beneficia a los que menos tienen y también a los que más núcleos poblacionales disponen”. Este año, según ha ejemplificado, Castell de Cabres recibirá 65.000 euros para reformar la calle Mayor, que se convertirá en un vial completamente libre de barreras arquitectónicas, y para gasto corriente. Esto supone 10.000 euros más respecto al año pasado, un aumento que se repite en todas las poblaciones del interior.

“Como parte de esta apuesta por el municipalismo hemos hecho lo que los propios pueblos nos pedían, encontrándonos con la solidaridad de las ciudades más grandes que han aceptado ver reducida su inversión para ayudar a consolidar los pueblos del interior”. El presidente ha realizado estas declaraciones mientras visitaba el resultado de las obras de planes anteriores, que han consistido en la pavimentación de diferentes viales de la localidad, entre ellos la plaza de la Iglesia.

La novedad del plan de Cooperación

El Fondo de Cooperación Municipal “es el ejemplo de esta voluntad nuestra de ayudar a los ayuntamientos y de darles su papel de gestores sin tutela”, ha dicho el presidente, quien ha recalcado el gran esfuerzo que ha supuesto liberar 5,6 millones de euros para los 135 pueblos de Castellón. En el caso de Castell de Cabres, el consistorio recibirá una partida de 3.400 euros. Así pues, sumando los dos planes, este municipio del norte provincial sumará 13.400 euros más en recursos de la Diputación que el año anterior, un aumento importante si consideramos que el presupuesto del ayuntamiento es de 72.600 euros.

“Se nota el cambio y así nos lo transmiten los alcaldes y alcaldesas. Ahora el interior cuenta, se siente más fuerte y sabe que tiene en la diputación una mano extendida que les ayuda, les deja ser ellos y no les dice lo que tienen que hacer”. Solo en un año, “ya podemos decir que los ayuntamientos nunca han recibido tanto dinero de la Diputación como ahora”.

En esta visita, el presidente Martí ha estado acompañado por el titular de Cooperación y Concertación con los Ayuntamientos, Ximo Huguet, y los diputados Santi Pérez y Ruth Sanz, así como la alcaldesa del municipio, María José Tena, y los alcaldes de los municipios vecinos de Herbers y Vallibona.

Restauración del retablo de la iglesia

Aprovechando la visita a la localidad, la comitiva ha visitado la iglesia parroquial de Sant Llorenç, donde han podido comprobar el resultado final de la restauración del retablo de Sant Josep que ha llevado a cabo la propia Diputación. Se trata de una pieza de la década de los 40 construida con elementos de retablos de distintas épocas anteriores. La intervención ha consistido en la eliminación y refuerzo de la estructura, afectada por insectos xilófagos, la limpieza de todo el conjunto y la reparación de grietas y desperfectos. La visita institucional a Castell de Cabres ha concluido en el Ayuntamiento, donde el presidente de la Diputación ha dejado su firma en el libro de honor municipal.

next