Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE PROVINCIAL EN FORUM EUROPA

Moliner avisa que habrá "vendedores de crecepelo" si el centro no soluciona los problemas de la gente

18/01/2019 - 

VALÈNCIA (EP). El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha asegurado este viernes que si los partidos que ocupan "la centralidad" no son capaces de dar soluciones a los problemas de la gente de forma consensuada, se está alimentado que, por ambos lados, aparezcan "vendedores de crecepelo que ofrecen soluciones mágicas a problemas irresolubles", al ser preguntado si cree que Vox ha venido para quedarse.

Moliner se ha manifestado en estos términos durante su intervención en el Desayuno Informativo de Forum Europa-Tribuna Mediterránea celebrado en València.

En este sentido, el presidente de la Diputación de Castellón cree que Vox es "una respuesta populista desde un extremo poco habitual en el populismo en nuestro país, pero absolutamente ya consolidado en el resto de Europa". "Los populismos, bien sean de un lado o de otro, están muy cerca, porque al final buscan simplificar las respuestas a los problemas complejos. El populismo intenta contentar con soluciones fáciles a retos complejos", ha añadido.

Moliner cree que esa realidad debe combatirse desde la moderación, "pero desde la convicción en unas ideas", y ha apuntado que si los partidos que ocupan la centralidad política son capaces de ponerse de acuerdo, de encontrar puntos de encuentro y de ofrecer soluciones a los problemas reales de la sociedad, "el populismo cae".

Sin embargo, ha indicado que si desde la centralidad "no somos capaces de dar solución a los problemas de la gente de forma consensuada y seguimos en la guerra, estamos alimentando que por ambos lados aparezcan vendedores de crecepelo que ofrecen soluciones mágicas a problemas irresolubles".

Convención del PP

Por otra parte, preguntado por la reorientación política que debería salir de la convención política que el PP celebra este fin de semana, Javier Moliner considera que el PP se debe reivindicar como "esa gran fuerza de centro derecha, liberal en lo económico, firme y convencido defensor de la libertad individual de empresa y en todas las vertientes de la vida, y hacerlo además desde la moderación que hace que puedas encontrarte con los demás".

Según ha dicho, la convención viene a refrendar esa "clara y firme" voluntad del PP de reivindicarse en el futuro como "la gran fuerza de centro derecha y la mejor opción para que a los ciudadanos de este país les vayan bien las cosas".

Es decir, -ha aclarado- "en un tiempo de radicalismos, frente a ellos se lucha desde la moderación pero con la firmeza de saber que tus recetas son aplicables, cosa que las de otros habrá que comprobarlo, y que llevadas hasta el final dan buenos resultados".

Nacionalismo y diputaciones

Por otra parte, ha asegurado que al nacionalismo siempre le ha "incomodado" el papel de las Diputaciones y ha pedido a las fuerzas que se ubican "claramente" en el ámbito de la Constitución que "no le hagan el juego". Según ha dicho, la arquitectura institucional de España está basada en lo que la Constitución determina, que ha marcado cuál es el papel de las corporaciones provinciales "y creo que hoy lo estamos prestando".

Al respecto, Moliner ha subrayado que el debate sobre las Diputaciones es "cíclico", pues sale siempre que va a haber elecciones y le interesa básicamente "a quienes quieren romper la arquitectura constitucional". "A quienes no están cómodos con el modelo territorial de la Constitución les interesa tremendamente que ese trabajo provincial no dificulte quimeras de otra índole que pretenden romper la arquitectura institucional", ha añadido.

Al final, ha destacado que "al nacionalismo siempre le ha incomodado el papel de las diputaciones, puesto que, en su quimera de construcción de otra realidad territorial, ese poder provincial les resulta incómodo y les resulta mucho más manejable los formatos de comarcas, consorcio o mancomunidad".

Moliner cree que hay que dejar ese debate ahí y ha pedido a las fuerzas que se ubican "claramente" en el ámbito de la Constitución que no les hagan el "juego" a ese nacionalismo "que busca precisamente provocar poco a poco ir derribando las arquitecturas que molestan para la construcción de su entelequia".

Mancomunidades

Por otra parte, respecto a las mancomunidades de municipios, Moliner ha dicho que le parece "fantástico" que los municipios se unan en la prestación de servicios para todo lo que pueda resultar más eficiente, pero respecto a la creación de un nuevo nivel de administración ha asegurado no estar "tan de acuerdo".

"Creo que a esta sociedad no le hace falta un quinto nivel en la administración pública y los ejemplos en los que podemos fijarnos a la hora de ver dónde se ha aplicado su éxito están todos en una misma dirección: fracaso absoluto". Al respecto, ha puesto como ejemplo los casos de Aragón, Extremadura e "incluso el caso fallido de Cataluña". "El quinto nivel solo ha supuesto más carga administrativa, más consumo interno en personal", ha concluido.


Noticias relacionadas

next