Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de enero y se habla de

más del 30% de la electricidad que utiliza se genera dentro de sus instalaciones

Porcelanosa da un nuevo salto medioambiental al lograr el sello 'Residuo Cero'

12/01/2021 - 

VILA-REAL. Porcelanosa Grupo ha obtenido el certificado Residuo Cero cuyo sello acredita que más del 99% de los residuos que se generan en sus centros de producción se reciclan y reaprovechan en otros procesos de fabricación evitando la eliminación en vertedero.

La depuración de aguas residuales, la sustitución del alumbrado tradicional por sistemas de iluminación Led, el aprovechamiento del calor residual de hornos para operaciones de secado, la cogeneración (más del 30% de la energía eléctrica que se utiliza se genera dentro de sus instalaciones), la reutilización y reciclado de residuos industriales para diseñar productos más sostenibles, como es el caso del parquet cerámico Par-Ker o Ecocycle de Krion, y la renovación de su parque automovilístico por coches eléctricos, son algunas de las bazas que han servido a la compañía con sede en Vila-real para lograr este reconocimiento.

Proyecto para la instalación de placas solares

A estas acciones, Porcelanosa Grupo ya anuncia otros proyectos medioambientales en el que ya trabaja como es la energía renovable fotovoltaica. Para ello, la multinacional ya está estudiando la instalación y distribución de placas solares en sus instalaciones centrales, almacenes y oficinas.

Según explican desde la propia empresa, “el compromiso con el medio ambiente es firme y así lo demuestra la expedición del certificado Residuo Cero emitido por SGS", que comprometen a cada una de las ocho firmas que conforman el grupo en la búsqueda de soluciones ecológicas "que mejoren no tanto la vida de la gente, sino también la biodiversidad del planeta". Para la compañía, se trata de "un equilibrio complejo, pero no imposible, que pasa por orientar los métodos de producción a las necesidades reales de la sociedad". Para lograr estos objetivos, el empeño se centra en "utilizar lo necesario, minimizar lo sobrante y reutilizarlo para promover así un modelo de economía circular en el que la demanda condicione la oferta y no al revés”, matizan desde Porcelanosa Grupo.

Noticias relacionadas

next