Hoy es 29 de junio y se habla de

milán acoge la primera edición de los galardones de la multinacional

Porcelanosa International Project Award premia el proyecto residencial Casa Oriol de Valencia

Fotos y texto: Porcelanosa Grupo

17/05/2022 - 

CASTELLÓ. La Biblioteca degli Alberi di Milano (BAM) ha sido el lugar escogido para celebrar, este pasado jueves 12 de mayo, la entrega de premios del Porcelanosa International Project Award que en esta primera edición premiaron los proyectos de Casa Oriol, de Valencia, en la categoría residencial; Al Hira Beach (Sharjah City, UAE), en la comercial; el Hotel Gran Fiesta Americana (Oaxaca, México) en la categoría hotelera; y Al Qana (Abu Dhabi, UAE) en la de espacios públicos. El jurado entiende que todos ellos constituyen excelentes ejemplos de diseño integrado en el entorno, tema principal de esta edición de los premios.

Innovación, arquitectura y talento

En la categoría residencial, el proyecto ganador fue Casa Oriol que destaca por su inigualable capacidad de comunicar interior con exterior y llevar el paisaje al seno de la vivienda. En cuanto al proyecto comercial, Al Hira Beach, sobresale por su diseño cuidado y elegante, con materiales de primera calidad y su sensibilidad hacia el entorno. En cuanto al sector hotelero, el proyecto de Hotel Gran Fiesta Americana ofrece una reinterpretación del concepto de hotel, cargado de simbolismo y funcionalidad. Por último, en cuanto a los espacios públicos, Al Qana fue el proyecto que se llevó el premio, por su clara vocación de aunar paisaje y diseño. El jurado decidió otorgar también una mención especial a The Silva (Washington, DC, USA) y el Premio de la Crítica al Home Plate Project – WBSC Headquarters (Pully, Suiza).

Para la organización, según se hace eco Porcelanosa Grupo desde su web, los proyectos ganadores demuestran con maestría que la arquitectura y el paisaje ya no son dos conceptos estáticos y aislados. "Los edificios dejan de ser elementos inmóviles y pasan a interactuar con su entorno, permitiendo la comunicación entre ambos. Un diálogo que desemboca en la fusión entre arquitectura y entorno, ya sea urbano o rural", esgrime la multinacional con sede en Vila-real.

Referentes internacionales de la arquitectura y el interiorismo

Entre las cuatro categorías, se habían presentado un total de 123 proyectos de diversas características y dimensiones, repartidos en 32 países. De estos, el pasado febrero fueron seleccionados 5 finalistas por cada sección, teniendo en cuenta la premisa fundamental de esta primera edición: que fueran diseños inspirados e integrados en el entorno. Las candidaturas se presentaron en las filiales de PORCELANOSA de todo el mundo, en distribuidores oficiales y también en Asociados.

Durante el 11 de mayo los finalistas de cada sección defendieron sus proyectos ante un jurado internacional en la flagship store de PORCELANOSA en Milán, ubicada en el número 19 de la emblemática Piazza Castello, frente al Castillo Sforzesco.

El jurado, según informa la propia compañía, estuvo formado por un grupo de notables arquitectos expertos en la materia: el arquitecto Leonardo Cavalli (cofundador de One Works y miembro del Instituto Italiano de Arquitectos), Michel Rojkind (cofundador del innovador estudio mexicano Rojking Arquitectos), Greg Truen (cofundador del estudio de arquitectura sudafricano Saota) y Anabel Fernández Rubio (miembro senior de la reconocida e histórica firma de arquitectura estadounidense Kohn Pederesen Fox Associates, KPF).

Una ceremonia de entrega de premios llena de vegetación

Orquestado por Valeria Ciardello, la gala estuvo marcada por su ambiente exclusivo y sus privilegiadas vistas al jardín botánico del BAM, un marco incomparable para celebrar la unión de la arquitectura y el paisajismo.

Los 100 invitados al evento, entre los que se encontraban los nominados, los miembros del jurado y los responsables del equipo comercial de PORCELANOSA, pudieron disfrutar de una velada al aire libre que fue meticulosamente planeada hasta el último detalle para cumplir con la temática de los premios.

Tras la ceremonia, los invitados pudieron disfrutar de un menú internacional diseñado por el chef con tres estrellas Michelin, Enrico Bartolini, en el restaurante Pandenus, a escasos metros de la ubicación de la gala de los premios. Una velada fascinante en la que el diseño y la innovación fueron los grandes protagonistas.

Noticias relacionadas

next