Hoy es 22 de mayo y se habla de

Las ayudas de la Generalitat al azulejo ven la luz al final del túnel: se concretarán la próxima semana

Foto: ANTONIO PRADAS
14/03/2023 - 

CASTELLÓ. El sector de la cerámica venía reclamando celeridad para resolver el enigma de las ayudas que prepara la administración por el impacto de la crisis energética. Y aunque no se está resolviendo de manera sencilla, poco a poco, se van dando pasos. La semana que viene, sin ir más lejos, la Generalitat Valenciana anunciará el modo en el que articulará la línea de ayudas de 50 millones que está diseñando para las empresas del clúster del azulejo, especialmente afectadas por la subida del precio del gas durante 2022.

Así lo ha explicado el president de la Generalitat, Ximo Puig, en su visita a Castellón de la Plana por las fiestas de la Magdalena y a su paso por los micrófonos de Plaza Podcast. Puig ha asegurado que la próxima semana se va a celebrar "la reunión definitiva" de la administración valenciana con la patronal de las azulejeras, Ascer, para "anunciar la vía de implementación de los 50 millones de ayudas". Unas subvenciones que, ha dicho, se quieren repartir "lo más rápidamente posible a la cerámica".

La Generalitat Valenciana había encontrado un escollo en la normativa de subvenciones para que el dinero pudiera llegar a las empresas de la cerámica, dado que deberían cumplir el requisito de pago a proveedores a 60 días para acceder a las ayudas. Por ello, ante la dificultad que esto suponía, y para sortear este requisito, el propio Puig planteó la posibilidad de convertir los 50 millones de ayudas directas a la cerámica en créditos bonificados del Institut Valencià de Finances (IVF), que se sumarían a la línea de otros 50 millones de créditos del IVF que ya está en marcha y para la que se han solicitado ya 52 millones.

Sin embargo, la incertidumbre todavía se cierne sobre esta inyección de liquidez que el president anunció a finales de diciembre y que todavía no se ha materializado en un decreto por esta dificultad entre otras. "Esta norma de carácter estatal nos impide también llevar a cabo las ayudas directas de la Generalitat por lo tanto estamos buscando un plan B", aseveró Puig en la feria de la cerámica Cevisama.

La propuesta inicial de la Generalitat incluye 50 millones en créditos a largo plazo con un tipo de interés más bajo que el del mercado y con una parte del préstamo (de un 10% o 15%) no retornable. Se trataría de dos tipos de líneas, una para circulante y otra para inversión. No obstante, Puig reconoció que la cantidad total "podría ampliarse" en función de lo que acuerden con las patronales, aunque recalcó que estos cincuenta millones tendrían unas condiciones más favorables que los otros cincuenta que el IVF ya tiene activos. La semana que viene se concretarán estos extremos.

Eliminar burocracia en ayudas estatales

Al margen de las ayudas autonómicas, Puig ha asegurado que continuará reivindicando ante el Gobierno que elimine los problemas de burocracia para que las empresas del sector puedan acceder a las ayudas directas estatales. "Hemos estado hablando durante mucho tiempo con Ascer, saben que la Generalitat quiere que se produzca una excepcionalidad que permita que lleguen las ayudas por parte del Gobierno de España", ha asegurado al respecto, dado que también las subvenciones de 450 millones de euros para las empresas gasintensivas requieren cumplir el plazo máximo de pago a proveedores. Por el momento, el Ministerio no ha movido su postura en este sentido.

Noticias relacionadas

next