Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Órgano Gestor de Playas de Peñíscola aprueba por unanimidad el Plan de Contingencia

25/06/2020 - 

CASTELLÓ. El Órgano Gestor de Playas de Peñíscola ha aprobado por unanimidad este jueves el plan de contingencia para las playas de la localidad

“Hemos hecho los deberes, nuestra técnico de Medio Ambiente ha estado semanas trabajando en ello y, tras la publicación del decreto por parte del Consell, en el mismo día en que éste entraba en vigencia, Peñíscola ya contaba con el extenso documento redactado” ha recordado el alcalde de la localidad Andrés Martínez.

Las medidas que contempla el Plan

De las medidas para la prevención de contagio del covid-19 que publica el Ministerio de Sanidad destaca como más relevante el distanciamiento interpersonal de aproximadamente dos metros. Y los estudios realizados hasta el momento establecen que el riesgo de contagio del covid-19 se reduce considerablemente mediante el distanciamiento social.

Las actuaciones que ha previsto el Ayuntamiento de Peñíscola para garantizar el distanciamiento social en las playas son la difusión de las normas y recomendaciones en las playas a través de informadores y de cartelería; la regulación de los accesos a la playa Norte y a la playa Sur (las más concurridas) mediante la señalización de la vía de entrada y salida; la delimitación en la zona activa, más próxima al mar, de una franja para el paseo de los usuarios con una amplitud máxima de 6 metros, así como la zonificación de la playa Norte, de mayor afluencia, para facilitar la regulación y la estimación del aforo; la vigilancia y control del aforo se prevé realizar durante los meses de julio y agosto mediante un dron eléctrico.

Durante la temporada de verano se contrata un total de 23 personas cuya finalidad será la información a los usuarios de las playas (recomendaciones, ocupación de las zonas, playas y calas, horario de mayor concurrencia, etc.) y la vigilancia y coordinación con la policía local para regular el aforo de las playas y poder garantizar el distanciamiento social.

El dron eléctrico será el instrumento que va a permitir, mediante vuelos a la zona litoral, disponer del número de usuarios en tiempo real, en distintas playas y calas, en diferentes momentos del día. Además, este dispositivo permite determinar la distancia interpersonal, detectar grupos que excedan un número dado de personas, actividades prohibidas, peligros, etc y poder gestionar rápidamente el aviso y ejecutar los protocolos correspondientes.

La regulación de los aforos en las playas va a realizarse con la información que facilite el dron y con la Policía Local de Peñíscola que dispone ya de una unidad específica de playas, cuya finalidad es garantizar el cumplimiento de los aforos máximos y las medidas de seguridad en los accesos al litoral.

Dicha unidad específica de la Policía Local se coordinará con los informadores que dirigirán a los usuarios de las playas hacia las zonas de menor afluencia para evitar superar el aforo y que una aglomeración no permita mantener la distancia de seguridad necesaria para evitar el contagio por covid-19.

El Plan contempla también un protocolo específico de desinfección y limpieza de instalaciones y mobiliario en playa, como pasarelas, duchas o lavapiés.

Para la puesta en marcha de todas estas acciones se dispone del Órgano Gestor de Playas que fue creado en el año 2003 y está regulado a la Ordenanza de Seguridad en el Uso, Disfrute y Aprovechamiento de las Playas del Municipio de Peñíscola.

La gran extensión de los arenales, garantía del mantenimiento de las distancias 

Los más de medio millón de metros cuadrados de playas urbanas permiten al destino presumir de contar con los arenales más extensos de la costa provincial.

“Esto nos facilita alojar a un alto número de usuarios en condiciones de seguridad, atendiendo al mantenimiento de las distancias de seguridad que recomiendan las autoridades sanitarias” ha explicado la concejala de Turismo y Playas, Raquel París.

El plan contempla, además, la posibilidad de ampliar el espacio a diez metros cuadrados en caso de retrocesos en las fases de la desescalada, por usuario o unidad de usuarios, lo que mantendría la capacidad de ocupación de las playas urbanas aun por encima de los 24.000 usuarios. “Nuestra prioridad es la calidad de la experiencia turística, también en este escenario post pandemia, así que el plan contempla la posibilidad de ampliar el espacio por usuario multiplicándolo sustancialmente y seguimos pudiendo alojar a un número muy importante de bañistas, lo que garantiza una capacidad de carga alta y completamente segura” ha concluido.

next