X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el tipo de actividad influye más que el tiempo que se dedica

Un estudio de la UJI demuestra la relación entre TV y videojuegos con el bajo rendimiento académico 

21/11/2019 - 

CASTELLÓ. Investigadores del grupo  LIFE (Physical Activity, Fitness and Health) de la Universitat Jaume I, junto con investigadores del Centro de Estudios Socio-Sanitarios de la Universidad de Castilla-La Mancha han analizado 5.599 artículos científicos y han concluido que existe una asociación negativa entre las actividades basadas en la pantalla, concretamente el tiempo viendo la televisión o jugando a videojuegos y el rendimiento académico en niños y adolescentes.

El estudio sugiere que este efecto negativo del tiempo pasado ante la pantalla sobre el rendimiento académico parece mayor en el caso de la etapa de la adolescencia que en el período de la niñez. No obstante, no es la cantidad de tiempo total la que se asocia con el rendimiento académico, sino el tipo de actividades que se realizan ante ella, y que refuerzan la necesidad de investigar de forma individual qué clase de actividades de pantalla se realizan.

El estudio "Association between screen media use and academic performance among children and adolescents. A systematic review and meta-analysis", ha sido recientemente publicado en  JAMA Pediatrics, la revista con mayor factor de impacto en el área de pediatría.

Las conclusiones de este estudio recalcan que cada actividad basada en la pantalla debe analizarse individualmente por su diferente asociación con el rendimiento académico, en particular la visualización de la televisión y los videojuegos, que parecen ser las actividades que influyen de forma más negativa en los resultados académicos. El estudio analizaba la asociación del tiempo o la frecuencia de uso del ordenador, Internet, móvil, televisión, vídeojuegos, así como el tiempo total de pantalla, con indicadores de rendimiento académico globales en las áreas de lenguaje y matemáticas.

Los autores hacen un llamamiento a los profesionales de la educación y de la salud pública para que consideren la supervisión y la reducción de estas actividades como estrategias para mejorar el rendimiento académico en niños y adolescentes. Adelantado-Renau asegura que además «es fundamental tener en cuenta el contenido y el propósito del uso de los dispositivos con pantalla porque ambos podrían influir fuertemente en la asociación analizada».

El equipo ha incluido en la revisión sistemática 58 estudios transversales, de los cuales 30 se han incluido en el meta-análisis, después de haber identificado casi 6000 estudios publicados entre 1958 y 2018. Los estudios elegidos involucraban a 480.479 participantes de 4 a 18 años de 23 países. El estudio se ha llevado a cabo siguiendo el modelo PRISMA (Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analyses).

El estudio ha sido realizado por Mireia Adelantado-Renau, Diego Moliner-Urdiales y María Reyes Beltrán-Valls de la Universitat Jaume I de Castellón; Iván Cavero-Redondo, Celia Álvarez-Bueno y Vicente Martínez-Vizcaíno del Health and Social Research Center de la Universidad de Castilla-La Mancha.


Noticias relacionadas

next