X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

se trata de una granada de mortero de 81 milímetros, real y entera

Un hombre descubre un proyectil de la Guerra Civil al ir a plantar un árbol en su parcela de Vila-real

9/09/2019 - 

VILA-REAL (EP). Efectivos del Tedax de la Policía Nacional han trasladado para desactivar y destruir un proyectil de la Guerra Civil que ha sido encontrado en Vila-real por el dueño de una parcela cuando pretendía plantar un árbol, según ha informado este cuerpo de seguridad en un comunicado.

El operativo se estableció una vez avisada la Sala de Operaciones del 091 de la Comisaría Provincial de Castelló de la existencia del tal artefacto explosivo en la localidad. Una vez comprobado por las unidades radio-patrullas que se trataba de una granada de mortero, se avisó a los especialistas en desactivación de explosivos (Tedax) con sede en Valencia.

Posteriormente, los técnicos en desactivación de explosivos procedieron al estudio del estado y posible peligrosidad del artefacto, que identificaron como una granada de mortero de 81 milímetros, real y entera. Los efectivos lograron anular su carga explosiva y trasladarlo para su posterior destrucción.

La Policía Nacional ha recordado a todos los ciudadanos de la peligrosidad de artefactos y proyectiles, pese a que sean muy antiguos y tengan muchos años, ya que siguen con su carga todavía activa.

Por ello, han apuntado la necesidad de que cuando se encuentren con uno de ellos den aviso lo más urgente posible a la Policía a través del 091, sin manipular ni mover del lugar el proyectil, ni golpearlo con otros objetos, aunque sea a distancia


Noticias relacionadas

SILLÓN OREJERO

Escobar antes de Zipi y Zape: sus chistes durante la Guerra Civil

Por  - 

Dibujante prolífico y versátil en los años 30, Escobar trabajó en publicaciones burguesas como en otras con contenidos eróticos y sexuales. Durante la Guerra Civil, formó parte de la plantilla de L'Esquella de la Torratxa, uno de los semanarios satíricos con mayor difusión. En sus páginas, puso sus lápices al servicio de la causa antifascista, pero también se vio envuelto en el conflicto que se desencadenó en Cataluña entre anarquistas y comunistas y la rivalidad que hubo entre el gobierno de la República y la Generalitat

next