Otros proyectos analizan la sostenibilidad en la gobernanza o la RSC de las organizaciones

Un proyecto de la UJI estudia el uso de robots sociales como empleados en el sector turístico

15/02/2022 - 

CASTELLÓ. La Universitat Jaume I de Castellón ha conseguido, dentro del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020, tres proyectos vinculados al ámbito de la gestión empresarial, la economía y las finanzas para evaluar la transición hacia sociedades más sostenibles de las instituciones; la percepción de los clientes en el uso de robots sociales en el sector turístico y la capacidad de aprendizaje organizativo, responsabilidad social corporativa y organizaciones que se autogestionan.

El primer proyecto, dirigido por el catedrático de Economía Aplicada Emili Tortosa, realizará una evaluación de las instituciones en la transición hacia sociedades sostenibles con el fin de plantear nuevos retos para la gobernanza desde una perspectiva multidisciplinaria. El equipo investigador considera que esta evaluación es un aspecto clave, puesto que las instituciones pueden favorecer o poner trabas a los procesos de cambio. Está financiado con 55.116 euros.

El estudio estará dividido en tres bloques. En el primero se evaluarán las finanzas sostenibles, en concreto los desafíos que plantea la inversión socialmente responsable y en activos destinados a favorecer la transición a una economía baja en carbón. El segundo bloque extiende los objetivos a la sostenibilidad del territorio, en el que se analizará la inversión sostenible de las instituciones de depósito. Por último, en el tercero se analizarán las instituciones públicas (locales, provinciales y regionales) y se pondrá en relación con los dos análisis anteriores de las instituciones financieras y bancarias.

El segundo proyecto analizará la percepción de los clientes de Hospitality (hoteles) del servicio ofrecido por los robots sociales empleados en el sector turístico, donde realizan habitualmente tareas de atención al público. En concreto, se estudiará el impacto de la funcionalidad y calidez en la calidad del servicio, el valor percibido y la satisfacción. Está dirigido por el catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados Miguel Ángel Moliner, y por Luis Callarisa, profesor titular de Universidad de Comercialización e Investigación de Mercados, y cuenta con una financiación de 53.555 euros. El objetivo es conocer el valor añadido que aportan al servicio y qué tipo de características (diseño, voz, imagen, etc.) tienen que tener para satisfacer al cliente.

El análisis se llevará a cabo a través de dos experimentos en hoteles del grupo Intur (Hotel Intur Palacio San Martín de Madrid y Hotel Bonaire de Benicàssim). Se han elegido dos robots, uno con apariencia humanoide y el otro con apariencia robótica que permanecerán una semana en la entrada de cada hotel. Se administrará una encuesta a los clientes de los hoteles para conocer su percepción. También se harán entrevistas cualitativas con el personal del hotel con la misma finalidad.

El tercer proyecto aborda la capacidad de aprendizaje organizativo, la responsabilidad social corporativa y las organizaciones que se autogestionan. Está dirigido por los catedráticos de Organización de Empresas Ricardo Chiva y Rafael Lapiedra y su objetivo principal es analizar la relación entre responsabilidad social corporativa, la capacidad de aprendizaje organizativo y las organizaciones autogestionadas en tres sectores y tres países europeos. El equipo investigador considera que la capacidad de aprendizaje organizativo juega un papel importante en las organizaciones para alejarse de la jerarquía y el control y avanzar hacia la participación, la democracia y la autogestión.

El estudio, que cuenta con una financiación de 35.877 euros, incluye entrevistas en profundidad y cuestionarios en cuatro empresas españolas que consideran que son responsables socialmente (dos que han puesto en marcha prácticas de autogestión y dos que no lo han hecho). Y en segundo lugar, un análisis cuantitativo en un sector de alta tecnología, tecnología medio-alta y servicios en tres países (España, como innovador moderado, Irlanda, como fuerte innovador y Finlandia, como líder en innovación). La finalidad del proyecto es aumentar el número de empresas conscientes y socialmente responsables para favorecer el bienestar social y económico.

Noticias relacionadas

next