Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Vila-real elimina el tope de 12 metros de altura para impulsar grandes bloques logísticos azulejeros

31/01/2019 - 

VILA-REAL. Instalar nuevas industrias y bloques logísticos de gran tamaño en el término municipal de Vila-real es más fácil. El Ayuntamiento ha modificado su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para flexibilizar los requisitos urbanísticos de obligado cumplimiento y, de esa manera, intentar favorecer la implantación de nuevas industrias vinculadas con el sector cerámico.

El consistorio que preside el socialista José Benlloch ha cambiado parcialmente los artículos 244 y 245 de las Normas Urbanísticas del PGOU para eliminar el tope de 12 metros de altura máxima de cornisa que, en la práctica, imposibilitaba la implantación de nuevas industrias de gran envergadura. "En estos momentos, el tope que estaba fijado se había quedado obsoleto para las nuevas necesidades de la industria cerámica, ya que ahora se construyen naves de más altura porque las piezas cerámicas son cada vez de más tamaño y, por tanto, se necesitan hornos más altos y almacenes más altos para el estocaje", explica Benlloch. Un ejemplo de ello es el Centro Logístico de Porcelanosa, que alcanza los 35 metros de altura y que ya había regularizado este asunto.

El primer edil se muestra convencido de que la supresión del tope de 12 metros para vincular la altura máxima a la edificabilidad y "a las necesidades que en cada caso concreto las instalaciones requieran", según reza el nuevo articulado, favorecerá la implantación de nuevas industrias cerámicas y logísticas. "Con esta modificación ofrecemos la posibilidad de construir naves de más altura, más luminosidad y más distancia entre pilares", añade Benlloch.

Vinculado a la Ronda Suroeste

El alcalde asegura que esta variación de las Normas Urbanísticas responde al vigente Plan de Reindustrialización de Vila-real, "que ya ha recibido 3,4 millones de euros de la Generalitat para rehabilitar y mejorar polígonos industriales".

La modificación normativa que acaba de entrar en vigor afecta a todo el suelo industrial disponible en Vila-real, aunque el consistorio espera que tenga efectos positivos sobre todo en la zona de la carretera de Onda, que ofrece interesantes bolsas de terreno sin desarrollar a ambos lados y que va a mejorar su conexión con el sur de la ciudad gracias a la futura Ronda Suroeste cuya construcción la Conselleria de Obras Públicas tiene actualmente en licitación. 

La medida, ya en vigor, llega en un momento clave para el sector logístico, con grandes expectativas de desarrollo de suelo en el norte de la provincia de Valencia. Como ya informó Castellón Plaza, Mercadona ha iniciado la construcción de su mayor bloque logístico en una pastilla de 350.000 metros cuadrados situada en Parc Sagunt y Tempe –filial del grupo textil Inditex, con sede central en Elche—planea hacer lo propio en otra parcela muy cercana de 280.000 metros cuadrados. El objetivo, según Benlloch, es que Vila-real "tenga las mismas condiciones que Parc Sagunt para atraer empresas y crear grandes áreas industriales". Según el máximo mandatario vila-realense, ya hay empresas interesadas en estas áreas.

También Onda avanza en este sentido

Más cerca, en la localidad de Onda, el Ayuntamiento tramita asimismo una modificación del PGOU que ampliará de 4,5 a 7 metros cúbicos el índice de volumetría respecto al metro cuadrado de solar para facilitar la instalación de atomizadoras, prensas o secaderos. Hasta ahora, ese restrictivo límite obligaba a muchas empresas cerámicas emplazadas en parcelas de tamaño pequeño a comprar terrenos externos para ubicar este tipo de construcciones, lo que en algunos casos les disuadía de efectuar la inversión.

next