Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ayuntamiento retira la autorización que tenían estos locales de reunión

Vila-real prohíbe las peñas por tiempo indefinido ante las nuevas restricciones por la covid-19

19/08/2020 - 

VILA-REAL. La junta de coordinación del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vila-real se ha reunido este miércoles para evaluar las nuevas medidas de prevención ante la covid-19 adoptadas por la Generalitat Valenciana, a través de la resolución de 17 de agosto de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, que establece nuevas limitaciones para frenar la expansión de la pandemia, según han informado fuentes municipales a través de un comunicado, en el que se señala que, teniendo en cuenta las restricciones contempladas en dicha resolución y como medida de prevención para evitar nuevos contagios,  se ha decidido iniciar un expediente con el objetivo de prohibir las peñas dejando sin autorización municipal estos locales de reunión regulados en la Ordenanza de Convivencia Ciudadana.

Según esta ordenanza, tal como se explica en el comunicado, se considera peña “cualquier local ubicado normalmente al casco urbano, principalmente a bajos, cocheras, casas antiguas y otras edificaciones parecidas, donde se reúnan varias personas, generalmente con motivo de las fiestas patronales, principalmente con fines de ocio, culturales, recreativos o gastronómicos, sin ánimo de lucro, en cualquier hora del día, aunque sobre todo por las noches. Se extiende el concepto de peña a las utilizadas fuera del periodo de fiestas, especialmente los fines de semana”.

Esta normativa fija, asimismo, que estas peñas “sin perjuicio del derecho de reunión a que hacen referencia la Constitución Española y el artículo 2 de la Ley Orgánica 9/83,  tienen que ser autorizadas e inscritas en un registro municipal”. En la actualidad, el Ayuntamiento cuenta con un total de 583 peñas inscritas en dicho registro y, según apunta la concejala de Seguridad Ciudadana, Silvia Gómez, desde el 1 de junio hasta el 19 de agosto, la Policía Local ha registrado un total de 25 incidencias por molestias ocasionadas por la reunión de personas, especialmente jóvenes, en estos locales, conocidos como casales. “Nos preocupa esta situación y las consecuencias que pueda tener en la evolución de la pandemia si las personas que se reúnen no cumplen con las medidas de prevención”, ha asegurado Gómez.

Prohibición sin fecha de levantamiento 

En este sentido, el alcalde de la ciudad, José Benlloch, ha remarcado que una vez entre en vigor el decreto para la prohibición de las peñas, estos locales ya no contarán con la autorización municipal prevista en la Ordenanza de Convivencia Ciudadana y por tanto “si se producen reuniones de personas ya será bajo su responsabilidad y la de los propietarios del local”. Benlloch ha asegurado que el equipo de gobierno quiere evitar situaciones de riesgo por la concentración de personas especialmente durante la primera semana de septiembre en la que estaba previsto celebrar las fiestas patronales, que finalmente han sido suspendidas. No obstante, la prohibición no abarcará únicamente esa semana, sino que estará en vigor hasta que, en función de la evolución de la pandemia, el Ayuntamiento decida revocarla.

El decreto tomará como base la resolución de 17 de agosto de 2020, de la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, para la adopción de las medidas establecidas en el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, sobre medidas de prevención frente a la covid-19.

Noticias relacionadas

next