Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

La bolsa no es el Ibex 35

23/09/2020 - 

VALÈNCIA. "¿Cómo va la bolsa?" Ésta puede ser la pregunta que más veces me hacen. La respuesta natural es “¿Cuál?” No hay una bolsa, hay muchas, y con comportamientos totalmente diferentes. Y cuando decimos diferentes, hablamos de diferencias que pueden llegar a ser abismales.


Un ejemplo: Como se puede observar, de qué bolsa hablemos importa y mucho. En el mismo periodo de 12 meses el Nasdaq ha subido un 45% y el Ibex 35 ha caído un 28%. En total, una diferencia del 73% entre ambos mercados.

“La bolsa española, que la conozco”

Un concepto que le hará ganar dinero (o ahorrarlo): el sesgo de familiaridad. Tendemos a creer que conocemos mejor algunos valores por el simple hecho de que vemos sus marcas con más frecuencia. Le pasa al inversor minorista de todos los países, pero no se deje consolar por ello (salvo que sea americano).

Afirmar que una empresa se conoce es posible cuando se ha hecho algún tipo de análisis en comparación con otras alternativas. Sin embargo, tendemos a pensar que conocemos mejor Telefónica que Google sólo porque hemos crecido con el exmonopolio y no con la tecnológica.

“Aquí tengo donde elegir”

A la hora de invertir, su tablero de juego ha de ser el mundo. Las bolsas no son ni el mercado más grande ni el más pequeño, pero si nos ceñimos a ellas estos son los tamaños relativos de las principales bolsas en el mundo:

¿Les llama algo la atención? Correcto, no vemos España (tampoco Italia, o Portugal). Su importancia relativa es mínima en la imagen global (original aquí), así que si nos preguntan que cómo va la bolsa tiene más sentido pensar en la americana.

A la hora de filtrar alternativas de inversión, nos encontraremos con más y mejores alternativas en mercados desarrollados como el americano. Si el casino nos queda lejos y nos sentimos con suerte, tenemos un universo de decenas de miles de pequeñas compañías que pueden tener movimientos increíbles (500-600%) en una sola sesión.

También las encontraremos extremadamente conservadoras: piense por un momento en las compañías de consumo más maduras del mundo (Johnson&Johnson, Procter&Gamble, Coca-Cola, etc.) y después valore bien los riesgos de ignorarlas. Y entre ambas, tenemos compañías que están dando forma al presente y al futuro, las más valiosas del mundo y sin competidores visibles.

“¿Tanta diferencia hay entre nuestra bolsa y otras?”

Por cuantificar un poco, en agosto la bolsa española tenía una capitalización de unos 790.000 millones (fuente aquí). Sin salir de Europa, Nestlé y Roche juntas harían la mitad de esa cifra. Pero si saltamos el charco, Facebook y Google juntas superarían nuestra capitalización entera. Y a su vez, Amazon, Apple o Microsoft por sí solas valen más que todo nuestro mercado…

“Y si busco España, ¿no me basta el Ibex 35?”

El Ibex 35 es un índice selectivo, como la mayoría. Esto quiere decir que trata de representar a todo el mercado nacional seleccionando sólo un grupo de acciones, y basándose en criterios de volumen y liquidez por encima de todo.

Importante: Esto nada tiene que ver con el atractivo de estas compañías como inversión, ni con su potencial de revalorización o solvencia financiera. Hay que pensar en el Ibex como un conjunto de las compañías de mayor capitalización en España. Y esto tiene un problema.

En España cotizan alrededor de 150 empresas con una cierta liquidez, que pueden ser oportunidades muy jugosas de inversión e incluso tener un comportamiento brillante, pero que difícilmente llegarán al Ibex 35. Este índice está dominado por el comportamiento de sus cinco mayores valores, dos de ellos bancos, que lo lastran irremediablemente.

Debido a esto, y por la jerarquía de activos, cuando el inversor internacional decide invertir en España y mira el Ibex, levanta la ceja y espera un poco antes de dedicar recursos a bajar un escalón para analizar compañías pequeñas. Y el inversor extranjero representa el 50% del mercado, así que saquen sus propias conclusiones.

Alejandro Martínez es socio director de inversiones y cofundador de EFE & ENE Multifamily Office

Aviso legal: En ningún caso la presente publicación supone una recomendación personalizada o informe de inversión. Es un artículo meramente informativo. Bajo ninguna circunstancia podrá entenderse que el presente documento constituye una oferta de compra, venta, suscripción o negociación de valores u otros instrumentos. Su autor por tanto no responde  bajo ninguna circunstancia por la utilización o seguimiento del mismo.

Noticias relacionadas

next