X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Alcalà-Alcossebre reubica la placa dedicada al astrónomo Milan R. Stefánik

13/09/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre ha reubicado la placa que conmemora la observación astronómica del eclipse de sol dirigida por el astrónomo eslovaco Milan R. Stefánik, que acogió Alcossebre en 1905, según ha informado el consistorio a través de un comunicado.

La placa que, en 2005, se colocó en la antigua Oficina de Turismo se retiró cuando se construyó la nueva Oficina y ahora, desde el Ayuntamiento han decidido darle una nueva y más visible ubicación. La placa se ha colocado en un pedestal en la plaza Vista Alegre, mirando a la playa del Cargador.

En el acto de inauguración de la nueva ubicación, ha estado presente una delegación eslovaca encabezada por el embajador de la república eslovaca en España, Jaroslav Blasko. También ha participado el presidente del Club Mont Blanc Stefánik y ha contado con la presencia de la subdelegada del gobierno en la provincia, Soledad Ten.  El embajador ha destacado que “con la reubicación de esta placa, vuestro municipio pasa a formar parte de las numerosas ciudades europeas que cuentan con un monumento dedicado a Stefánik, entre las que se encuentran París, Praga, Bratislava, Viena o Moscú”.

El alcalde Francisco Juan ha recordado que “como siempre que hablamos de ciencia, la curiosidad y la sabiduría de los científicos suele ser la puerta de los avances, así que podemos sentirnos orgullosos de que, con Alcossebre como escenario, el astrónomo Stefánik pudiera completar y enriquecer sus estudios”.

Tal y como ha informado el consistorio de la localidad, en agosto de 1905, Alcossebre fue elegido por varias delegaciones de astrónomos europeos para observar el eclipse de sol y realizar estudios científicos al respecto. Una de esas delegaciones la formaba el astrónomo y matemático eslovaco Milan Ratislav Stefánik. Según cuentan las crónicas, de Alcalà a Alcossebre tuvieron que transportar en carros los telescopios, objetivos fotográficos y aparatos con los que querían estudiar y obtener fotografías del Sol. Durante su estancia en Alcossebre, Milan Stefánik se alojó en una casa de la calle Rench y existe constancia de su vida social en el pueblo, ya que se conservan fotos en las que se le ve asistiendo a misa. Además de por su faceta de astrónomo, Stefánik es un importante personaje en su país donde se le recuerda también como militar –fue general del Ejército francés durante la I Guerra Mundial- y como político, siendo uno de los precursores de la creación de la República Checoeslovaca.

Noticias relacionadas

next