Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Así trabajarán los funcionarios de cada una de las consellerias para evitar el coronavirus

17/03/2020 - 

VALÈNCIA. Después de que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez declarara el estado de alarma el pasado sábado, la Conselleria de Justicia y Administración Pública ha estado estudiando a lo largo del pasado fin de semana cómo reordenar la asistencia laboral de los más de 17.000 funcionarios que tiene la Administración valenciana para evitar el contagio por coronavirus. 

Con la circulación limitada, las clases suspendidas y más de 500 contagiados en la Comunitat Valenciana, las 12 consellerias del Ejecutivo del Botànic II conformado por PSPV, Compromís y Unides Podem dictaron este mismo lunes unas resoluciones donde se establecen las medidas excepcionales a adoptar en cada uno de los departamentos para trabajar a lo largo de los próximos días. Estas son las condiciones en las que desarrollarán sus funciones los empleados públicos valencianos.

-Presidencia de la Generalitat trasladó este lunes a sus empleados que todo aquel que pertenezca a grupo de riesgo -embarazadas, diabéticos, personas mayores de 60 años, con enfermedades cardiovasculares, renales, hepáticas o neurológicas- tendrá que permanecer en su domicilio, así como todo aquel que tenga mayores o hijos a su cargo. De la misma manera, departamentos que no requieran de la presencia física de los trabajadores en el Palau de la Generalitat, como por ejemplo el área de Análisis, también tendrán la opción de teletrabajar. 

-Conselleria de Sanidad. El departamento que dirige Ana Barceló ha establecido dos turnos de trabajo para sus funcionarios, de manera que nunca pueda permanecer en el centro de trabajo más del 50% de la plantilla: unos realizarán una jornada de 8.00 a 14.00 horas y la otra mitad, de 14.00 a 20.00 horas. Así, en la resolución Sanidad requiere la presencia de la Secretaría General Administrativa, las Subdirecciones Generales, los directores y secretarios Territoriales, los directores de Gestión de Asistencia Sanitaria, las Secretarías de Altos Cargos y coordinadores asesores, los jefes de servicio, las personas encargadas de la seguridad y mantenimiento de los edificios y el personal eventual. Es decir, esencialmente, los servicios de nóminas, personal y vigilancia. El resto de empleados podrá desempeñar sus tareas desde casa siempre y cuando los jefes de sus respectivos departamentos no soliciten su presencia porque las funciones que ejecuten sean consideradas "esenciales". 

Por otra parte, la Conselleria contempla que todo aquel personal que tenga mayores o menores de 12 años a su cargo, tendrán prioridad para elegir turno de trabajo. Huelga recordar que las personas mayores son grupo de riesgo y, respecto a los menores, se han suspendido las clases en toda la Comunitat Valenciana. En cualquier caso, Sanidad obligará a que todo el personal se mantenga localizable. 

Ana Barceló. Foto: CORTS

-Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. El departamento que dirige la vicepresidenta del Consell Mónica Oltra, de la misma manera que Sanidad, requiere la presencia en el puesto de trabajo del personal que ocupa la Secretaría General Administrativa, las subdirecciones generales, las direcciones territoriales y secretarías territoriales, los jefes de servicio y las personas encargadas de la seguridad de los edificios públicos. De momento, Igualdad estudia establecer turnos de trabajo presencial, pero deja en manos de las personas que ostentan los cargos citados la elaboración de una propuesta de planificación de los puestos de trabajo que dependen de sus respectivas áreas para poder "garantizar" la prestación de los servicios básicos. 

Por su parte, el personal encargado de realizar los pagos de la prestación de dependencia, de la Renta Valenciana de Inclusión, de las nóminas o "la gestión de compras y pagos relacionados con el mantenimiento de los centros" están obligados a acudir a su puesto de trabajo para desempeñar sus funciones de manera presencial. Los registros de entrada, sin embargo, se realizarán de forma telemática, por lo que se cerrará la ventanilla al público "hasta nueva orden". Con carácter excepcional, si alguno de los trabajadores de la Conselleria se ha visto afectado por el cierre de centros de mayores o tiene hijos a su cargo en etapa escolar -esta orden no detalla edad concreta de los menores-, deberán justificarlo ante el Servicio de Personal para poder pasar a realizar sus tareas desde su domicilio. 

Mónica Oltra. Foto: KIKE TABERNER

-Conselleria de Vivienda. El departamento del vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, suspendió toda atención al público en los servicios de Castellón, Valencia y Alicante. En un tuit publicado a media mañana de este lunes, Dalmau comunicaba que se suspendían los plazos para la tramitación presencial de solicitudes para las ayudas al alquiler. "El tiempo máximo se retrasará por el mismo tiempo que se mantenga el coronavirus", explicaba, si bien podría continuarse tramitándose por vía telemática. Como en el resto de consellerias, en su resolución Vivienda también requiere el trabajo presencial de los responsables de la Secretaría General Administrativa, las subdirecciones generales, las direcciones y secretarías territoriales, los jefes de servicio y las personas encargadas de la seguridad de los edificios públicos. 

Como novedad respecto al resto de consellerias, contempla que los responsables de departamentos "organicen turnos de trabajo y en su caso, régimen de sustituciones semanales entre el personal empleado público disponible". Estos turnos conllevarán a que no podrá haber más de un 50% de los empleados públicos habituales en la Conselleria. Vivienda, además, dictamina que se "evitarán las reuniones" -siempre que sean prescindibles-, se suspenderán viajes y se paralizarán los plazos administrativos que se reanudarán cuando finalice la crisis del coronavirus. 

Rubén Martínez Dalmau. Foto: KIKE TABERNER

-Conselleria de Justicia y Administración Pública. El departamento dirigido por Gabriela Bravo es el que ofrece mayor nivel de detalle en la resolución dictada por su subsecretario, José Gabriel Olmo. En total, la Conselleria calcula que contarán diariamente con un 30% de la plantilla presencial, mientras el otro 70% desarrollará sus tareas desde casa y serán el Secretario General Administrativo, el subdirector General, los jefes de servicio y los directores territoriales los que determinen "la programación de turnos". Además, el acceso a los edificios de la Conselleria de Justicia y de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias queda restringido a toda persona ajena y, como medida de seguridad, no podrán utilizar los ascensores más de dos personas simultáneamente.

Por cada unidad deberá trabajar de manera presencial el siguiente número de personas. En la Subsecretaría deberá acudir el secretario general Administrativo; en el servicio de contratación, el jefe de servicio, dos funcionarios y un conductor; en el servicio económico, un jefe de servicio y un funcionario; por lo que respecta al servicio de personal y gestión administrativa, deberá acudir un jefe de servicio y un funcionario; en el servicio de coordinación y apoyo técnico, un jefe de servicio. En el caso del gabinete técnico no se requieren servicios presenciales. 

En la Dirección General de Modernización y Relaciones con la Administración de Justicia deberá acudir dentro de la subdirección General de Entidades Jurídicas el subdirector general; y en el servicio de Recursos Materiales y Gestión Económica, dos funcionarios. En cuanto a la subdirección de Infraestructuras tendrá que trabajar al menos el subdirector general; en el servicio de proyectos, un jefe de servicio y dos arquitectos; en el servicio de mantenimiento y gestión de sedes judiciales, un jefe de servicio, dos gerentes provinciales, un ingeniero de telecomunicaciones, dos ingenieros técnicos y un 10% de personal de mantenimiento. En la subdirección general de Modernización de la Justicia deberá trabajar presencialmente el subdirector general; en el servicio de Implantación de la Oficina Judicial, un jefe de servicio y un funcionario; en el servicio de personal de Administración de la Justicia, un jefe de servicio y dos funcionarios. 

Gabriela Bravo. Foto: MARGA FERRER

En la Dirección General de Reformas Democráticas, trabajará en la Conselleria el subdirector general, un jefe de servicio de acceso a la Justicia, el jefe de servicio de Asistencia a las Víctimas del delito y un coordinador de los equipos técnicos de las Oficinas Asistencia a las Víctimas de Delitos por provincia. Por lo que respecta a la Dirección General de Función Pública trabajarán de forma presencial tres subdirectores generales y cuatro jefes de servicios; en las direcciones territoriales de Valencia y Castellón, un director territorial y un funcionario, mientras que en Alicante el número de empleados públicos aumenta a dos; y en la dirección general de planificación estratégica, un subdirector general.  

En el caso de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias deberá acudir un subdirector general en Seguridad, un dos jefes de servicio y un funcionario; en Emergencias, un subdirector general, tres jefes de servicio, y 15 funcionarios de protección civil, comunicaciones y riesgos; también acudirá al lugar de trabajo en la Secretaría Técnica el secretario técnico y un funcionario. 

En la Secretaría Autonómica de Seguridad y Emergencias, en el Servicio de Espectáculos, trabajará de manera presencial un jefe de servicio y un funcionario. 

José María Ángel y Gabriela Bravo. Foto: EFE

-Conselleria de Hacienda. El área que dirige Vicent Soler requiere la presencia en el puesto de trabajo del personal directivo y administrativo como son la Secretaría General Administrativa, las subdirecciones generales, las direcciones territoriales y secretarías territoriales, los jefes de servicio y las personas encargadas de la seguridad de los edificios públicos. No obstante, este departamento establece que deben ser los centros directivos que dependen de la Conselleria los que precisen qué tareas requieren la presencia física de funcionarios y la propuesta horaria

Aquel personal que deba acudir de manera presencial, lo hará en diferentes turnos, si bien en la resolución no se especifica horario debido a que deberán ser los responsables de cada área los que realicen un tanteo para comunicarlo a la subsecretaría. 

Vicent Soler. Foto: EVA MAÑEZ

-Conselleria de Política Territorial. La cartera que gestiona Arcadi España dicta que "todos los empleados públicos permanezcan en sus domicilios en régimen de prestación de servicios de carácter no presencial" y sigan las indicaciones de sus respectivos jefes. Ahora bien, estas condiciones serán de aplicación siempre y cuando no se trate de personal que desempeñe funciones consideradas "esenciales" como la Secretaría General Administrativa, las subdirecciones generales, las direcciones territoriales y secretarías territoriales, los jefes de servicio y las personas encargadas de la seguridad de los edificios públicos. En este sentido, los funcionarios que trabajen a distancia deberán permanecer localizables en su horario laboral y la Conselleria proporcionará, "en la medida de las disponibilidades", de los medios técnicos para desempeñar las funciones del puesto en cuestión. 

Además, deberán priorizar la atención telefónica al público en el registro de entrada. Sin embargo, sí contempla la posibilidad de que se den excepciones: "Si fuera imprescindible, se establecerán turnos para garantizar la prestación del servicio". Como ocurre con todos los departamentos del Consell, la asistencia de becarios queda suspendida por lo que deberán permanecer en contacto con sus tutores a través del correo electrónico; y si el trabajador cuenta con mayores o menores a su cargo, podrá acreditarlo para trabajar desde casa. 

Arcadi España. Foto: KIKE TABERNER

-Conselleria de Educación. Las medidas adoptadas por el departamento de Campanar que dirige Vicent Marzà son las mismas que en Igualdad y Política Territorial. Aquellos que acrediten mayores o menores a su cargo, cuyas clases han sido suspendidas sine die, podrán trabajar desde casa; se priorizará el registro de entrada por vía telemática; y acudirá a su puesto de trabajo el personal de la Secretaría General Administrativa, las Subdirecciones Generales, las Direcciones Territoriales y Secretarias Territoriales, los responsables de unidades administrativas de las Direcciones Territoriales no integradas en servicios, los jefes de servicio y aquellos que ocupen puestos vinculados a la seguridad y mantenimiento del edificio contiguo a la antigua Fe. 

Los responsables de estos órganos directivos, asimismo, deberán comunicar qué personal de sus respectivos departamentos debe acudir al departamento sito en Campanar a trabajar. Además, concluye que el personal que presta servicio en museos y bibliotecas deberá permanecer en sus domicilios, dado que la Generalitat suspendió la actividad de estos lugares de ocio el pasado viernes. Ahora bien, el tiempo que permanezcan en casa los empleados públicos que se encuentren al frente de este tipo de emplazamientos será contabilizado como trabajo efectivo

Vicent Marzà. Foto: EVA MAÑEZ

-Conselleria de Economía. A lo largo de ocho puntos, el subsecretario de Economía, Natxo Costa, también decreta que la asistencia al puesto de trabajo será obligatoria para los cargos directivos y funcionarios mencionados. El resto de empleados públicos trabajarán desde casa. Así, los responsables de la Secretaría General Administrativa, las subdirecciones generales, las direcciones territoriales y secretarías territoriales, los jefes de servicio y las personas encargadas de la seguridad de los edificios públicos serán los encargados de requerir la presencia de algunos trabajadores en la Conselleria, en cuyo caso, podrá establecer turnos para evitar grandes afluencias. 

Rafa Climent. Foto: RAFA MOLINA

-Conselleria de Agricultura y Emergencia Climática. El área que lidera Mireia Mollà aplica las medidas básicas que el resto de departamentos del Consell: suspensión de asistencia de becarios, registro preferente por vía telemática y que "todos los empleados públicos permanezcan en sus domicilios en régimen de prestación de servicios de carácter no presencial" a excepción de la Secretaría General Administrativa, las subdirecciones generales, las direcciones territoriales y secretarías territoriales, los jefes de servicio y las personas encargadas de la seguridad de los edificios públicos. También será obligatoria la asistencia de los trabajadores que realicen labores relacionadas con la salud pública como veterinarios, técnicos de laboratorio, técnicos forestales de guardia o agentes medioambientales entre otros. En caso de que tengan mayores o menores a su cargo, deberán acreditarlo para excusar la ausencia en el trabajo y pasarán a desempeñar sus funciones desde casa. 

Mireia Mollà. Foto: CORTS

-Conselleria de Participación y Transparencia. La Conselleria de Rosa Pérez Garijo ordenó este lunes que todo "el personal permanecerá trabajando para atender a sus obligaciones de forma presencial". Sin embargo podrán acordarse excepciones para "garantizar el derecho a la salud de los trabajadores, la conciliación laboral y familiar, y la correcta prestación de los servicios públicos". Es decir, aquellos que tengan menores o mayores a su cargo podrán trabajar desde casa. Asimismo, contempla la posibilidad de establecer turnos de trabajo para "reducir concentraciones" y detalla que las oficinas del PROP no atenderán de manera presencial al público.  

Rosa Pérez Garijo. Foto: KIKE TABERNER

-Conselleria de Innovación y UniversidadesEn el caso de la Conselleria que gobierna Carolina Pascual también deberá acudir de manera presencial el personal directivo mencionado, mientras que el personal de riesgo -embarazadas, diabéticos, mayores de 60 años, personas con enfermedades cardiovasculares, renales, hepáticas o neurológicas- tendrá que permanecer en su domicilio. Después de que los responsables de cada departamento de nóminas, personal y vigilancia establezca los turnos a cumplir, no podrá acudir más del 50% de la plantilla de manera simultánea a la Conselleria como medida de seguridad y, según fuentes oficiales, se garantizará "una distancia mínima de 1,5 metros entre el personal". Una consideración que según critica el sindicato CSIF no se está respetando en varias consellerias, de la misma manera que, censuran, tampoco hay protocolos claros de seguridad o gel hidroalcohólico a disposición de los empleados.  

Noticias relacionadas

next