Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la coalición valencianista se pliega a la presión de sus socios

Compromís renuncia a pedir que la Comunitat tenga el mismo déficit que el País Vasco

26/09/2020 - 

VALÈNCIA. La oposición frontal de PSPV y Unides Podem a la iniciativa de Ciudadanos que instaba al Consell a exigir al Gobierno central que la Comunitat Valenciana pudiera tener el mismo déficit que País Vasco el año que viene ha pesado mucho en Compromís. Tanto, que los valencianistas rechazaron también este viernes la propuesta de resolución de Cs y no rompieron la unidad de voto del Botànic II. Un posicionamiento en esta cuestión que no es baladí, ya que que de esta manera se opusieron además a un texto que ellos mismos registraron la semana pasada y que pedía exactamente lo mismo que la iniciativa impulsada por el grupo parlamentario que lidera Toni Cantó

En este punto, cabe recordar que Ciudadanos registró a principio de semana una propuesta de resolución en la que proponía "exigir al Gobierno de España a que, mientras no entre en vigor el nuevo sistema de financiación, se tenga en cuenta la especial situación financiera de la Comunitat, ya sea mediante la autorización de un déficit adecuado asimilable al concedido al País Vasco, y/o un fondo transitorio de financiación autonómica".  

El texto, que ya volcaron previamente en una declaración institucional, venía motivado por el acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y el gobierno vasco para autorizar a a Euskadi un objetivo de déficit del 2,6% este año después de hacer una valoración del impacto de la disminución de los ingresos por impuestos a consecuencia de la caída de la actividad económica por la pandemia de la Covid-19. El acuerdo fue alcanzado por la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el consejero de Economía y Hacienda vasco, Pedro Azpiazu, el 31 de julio y fue ratificado la pasada semana. 

Al conocer la propuesta de Ciudadanos, los socialistas aseguraron sin ningún tipo de vacilación antes de que se produjera el debate del miércoles que votarían en contra. Por su parte, el síndic de Compromís, Fran Ferri, anunció que estaban negociando con el grupo liderado por Cantó para pactar un texto alternativo que gustara a todas las fuerzas políticas. 

Foto: KIKE TABERNER

El objetivo era lograr que PSPV y Unides Podem, que gobiernan en Madrid, votaran a favor de la iniciativa, ya que los valencianistas sí querían respaldarla. Más aún cuando la propia coalición calcó días atrás la declaración institucional de Cs: registraron una Proposición No de Ley (PNL) en la que pedían al Consell exactamente lo mismo que ahora pide el grupo de Cantó, por lo que rechazar la propuesta de resolución de Cs, ahora, tenía difícil explicación. Implícitamente significaba oponerse a su propia iniciativa, que es lo que ha terminado ocurriendo.

La negociación con Ciudadanos

Durante las jornadas del miércoles y jueves Compromís siguió negociando con Ciudadanos para que éstos admitieran cambios en la propuesta presentada y, así, todos -incluidos socialistas y morados- pudieran secundarla. Los valencianistas proponían solicitar al Gobierno central un Fondo Transitorio de Nivelación y, en caso de no ponerse en marcha esta medida, "optar por un déficit asimétrico en función del nivel de infrafinanciación". Un redactado consensuado con sus socios pero que Cs no aceptaba. 

Finalmente, el acuerdo no fue posible y la propuesta original de los naranjas fue rechazada este viernes por el PSPV (27), Unides Podem (8), Compromís (17) y Vox (10). En total, 62 votos en contra frente a los 37 que sumaban los diputados del PP (19) y Ciudadanos (18). 

Con todo, cabe subrayar que la coalición valencianista tenía en sus manos en esta ocasión inclinar la balanza y lograr que esta iniciativa saliera adelante. De haberlo hecho, ésta se habría aprobado con 54 votos. 

Noticias relacionadas

next