Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Compromís calca la iniciativa de Cs y exige que la Comunitat tenga el mismo déficit que el País Vasco

17/09/2020 - 

VALÈNCIA. Ciudadanos presentó este martes una declaración institucional en la que pedía al Consell que instara al Gobierno a autorizar que la Comunitat Valenciana pudiera tener este año el mismo déficit que el País Vasco. Una propuesta que ha gustado especialmente a Compromís. Tanto, que apenas un día después la coalición valencianista ha registrado la misma iniciativa que los naranjas en Les Corts. 

Este miércoles la diputada Aitana Mas registró una Proposición No de Ley (PNL) en la que instaba al Ejecutivo valenciano a pedir al Gobierno central que la Comunitat pudiera tener "un déficit público asimétrico, como mínimo equivalente al concedido al País Vasco, para tener acceso a una liquidez vital para el mantenimiento de los servicios públicos fundamentales, teniendo presente que el actual modelo de financiación perjudica a nuestro acceso a recursos en iguales condiciones que el resto de comunidades autónomas". 

El texto refleja, por tanto, lo mismo que ya exigió Ciudadanos 24 horas antes mediante una declaración institucional para que el Gobierno valenciano instara al Ejecutivo de Pedro Sánchez a autorizar a la Comunitat Valenciana un objetivo de déficit como el permitido al País Vasco, del 2,6%. Operación que, según los cálculos de los naranjas, permitiría "a los valencianos disponer de unos 3.000 millones de euros más para las cuentas del próximo año". 

La propuesta de ambas formaciones se distinguen, eso sí, en la fórmula empleada. El grupo parlamentario que lidera Toni Cantó optó por la declaración institucional, que requiere de la firma de todos los partidos con representación en la Cámara para poder salir adelante. Es decir, exige unanimidad porque de lo contrario no pueden aprobarse ni leerse en el Parlamento. 

Por el contrario, el formato de PNL es más abierto: no necesita unanimidad para debatirse, cada grupo puede fijar su posición en el debate, e, incluso, el Botànic II podría exhibir su división en esta cuestión. Con la declaración institucional, sin embargo, el texto quedaría en un cajón pero no se manifestaría en el hemiciclo quién está a favor o en contra del contenido. 

Con estos mimbres, huelga resaltar que el formato de declaración institucional ponía en un brete a PSPV y Unides Podem, dado que ambos son quienes gobiernan en Madrid. Sin embargo, no ocurriría lo mismo con Compromís, que en esta cuestión no tiene "ataduras" institucionales y sí tenía intención de secundarla, pero si sus socios no firmaran el texto éste no podría salir adelante. 

El contenido de ambos textos viene motivado por el acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo de Sánchez y el gobierno vasco para autorizar a a Euskadi un objetivo de déficit del 2,6% este año después de hacer una valoración del impacto de la disminución de los ingresos por impuestos a consecuencia de la caída de la actividad económica por la pandemia de la Covid-19. Un acuerdo cerrado entre la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el consejero de Economía y Hacienda vasco, Pedro Azpiazu, el 31 de julio y ratificado esta misma semana. 

Ahora bien, más allá del razonamiento que arguyen en Compromís para justificar por qué no han secundado la iniciativa de Ciudadanos y han presentado una propia que exige exactamente lo mismo que la de los naranjas -prefieren el formato de PNL para poder debatir, y no el de declaración institucional porque no podrían exhibir su posicionamiento en esta cuestión y separarse de PSOE y Unides Podem-, conviene apuntar también que esta es una cuestión -la financiación autonómica y los mecanismos de compensación- que Compromís ha buscado liderar siempre al tratarse de uno de los principales problemas de la agenda valenciana. 

Noticias relacionadas

next