Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el cisma abierto en la formación 'morada' aumenta la incertidumbre en el botànic

El Bloc mira de reojo a los díscolos de Podem como futuras incorporaciones

19/01/2021 - 

VALÈNCIA. La crisis abierta en Podem ha aumentado los nervios en el Botànic. El relevo en la portavocía del grupo parlamentario morado aprobado por su dirección este sábado ha evidenciado el deseo de la coordinadora general, Pilar Lima, de tomar las riendas también en Les Corts, desplazando así a la que fuera su rival en las primarias, la todavía síndica, Naiara Davó.

Una maniobra que ha levantado una notable polvareda en el seno de este partido, que cuenta con ocho diputados -necesarios para que el Botànic tenga la mayoría- y la Vicepresidencia Segunda del Consell, que ostenta Rubén Martínez Dalmau, contrario -al menos de partida- al golpe de mano efectuado por Lima.

Pese a las quejas, y al recurso que Davó y sus afines pretenden presentar ante la Comisión de Garantías, todo apunta a que el relevo en la portavocía del grupo se consumará más pronto que tarde, lo que dejará a varios diputados -los que respaldaban a la síndica actual- en una situación más bien incómoda.

Un río revuelto en el que otros ven una oportunidad. El Bloc, la pata mayoritaria de Compromís, mira de reojo este proceso de tensión interna por cómo pueda afectar al Botànic, pero también por las simpatías y conexiones que existen entre diversos miembros de ambas formaciones.

En este sentido, es conocida la buena relación entre dirigentes del Bloc y el anterior líder de Podem, Antonio Estañ, de la misma manera que existe en general una sintonía con, precisamente, algunos altos cargos del Consell y con la mayoría de diputados a los que ahora se les empieza a considerar díscolos como la propia Davó, Ferran Martínez, Beatriu Gascó o Irene Gómez.

Precisamente, en un contexto en el que el Bloc camina hacia un congreso de refundación -aplazado hasta junio por el coronavirus-, uno de los puntos en los que se pone el acento en este proceso es en la necesidad de mayor aperturismo del partido para alcanzar una mayor transversalidad y espacio político.  

Preguntados por posibles tanteos a dirigentes de Podem, fuentes del Bloc se refieren justamente más al "espacio" que a la incorporación de personas, si bien admiten la buena conexión con algunos de estos diputados y también altos cargos de Podem que atraviesan momentos difíciles por la fractura abierta en la formación morada. Todo se andará.

Noticias relacionadas

next