X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 8 de diciembre y se habla de masculinidad FEMINISMO à punt living ceramics

los socialistas valencianos temen recibir voto de castigo

El PSPV, más incómodo con un pacto de Compromís con Errejón

24/09/2019 - 

VALÈNCIA. Las posibles alianzas electorales para el 10N copan la actualidad política valenciana. El foco se ha situado estos días principalmente en la izquierda valenciana, sobre todo en Compromís y Unides Podem, las dos fuerzas que forman parte del Botànic II que podrían haber llegado a un acuerdo. 

Ahora bien, la coalición que lidera Mónica Oltra tomó este lunes la decisión de dar un golpe de timón al escenario político. La Ejecutiva de Compromís anunció su intención de llegar a un acuerdo con el partido de Íñigo Errejón a la búsqueda de una coalición electoral. 

Una opción que, según admiten distintos dirigentes del PSPV, preocupa más a los socialistas valencianos que la vía de Podemos por diferente motivos. El primero, es que el discurso de campaña de esa alianza tendría pocas fisuras respecto al relato que se presume para este proceso: ni Errejón ni Compromís han tenido ninguna responsabilidad respecto al fracaso en las negociaciones que ha terminado por abocar al país a unas nuevas elecciones y, por tanto, tampoco con el enfado del votante de izquierdas por la falta de acuerdo.

En esta línea, fuentes socialistas también consideran que Errejón tiene una imagen menos desgastada y un aura de mayor moderación respecto al Podemos de Pablo Iglesias, por lo que puede pescar en el caladero del PSPV y, con una alianza con Compromís, especialmente en el electorado más joven.

Por otro lado, para el PSPV que lidera Ximo Puig la competencia con Compromís y Errejón supone una nueva variable llena de incógnitas mientras que un pacto de la coalición valencianista con Unides Podem conformaría una alianza ya conocida por los socialistas. Dicho con más simpleza: no es lo mismo un competidor con el que ya te has medido a uno nuevo. Así, si bien los resultados de aquella confluencia fueron exitosos especialmente en 2015, la situación actual sobre todo de Podemos resulta muy distante a aquella formación emergente de éxito y la capacidad de sorpresa, mucho menor.

En cambio, ¿qué se puede esperar de una alianza entre Compromís y Errejón? Esto es, precisamente, lo que preocupa al PSPV. Más aún cuando entre el electorado de izquierdas hay instalado cierto enfado cuando no desazón por tener que volver a acudir a las urnas por la falta de acuerdo entre Sánchez e Iglesias. Un malestar que, en la Comunitat Valenciana, podría canalizarse con un voto de castigo a socialistas y morados, que podría beneficiar a la alianza entre Compromís y Errejón.

Noticias relacionadas

next