Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

responden Insolentes y annacrusa

¿Existe un buen momento para emerger como banda?

11/08/2020 - 

CASTELLÓ. Estamos frente a una situación verdaderamente mala para el sector de la cultura. Es por eso que en este contexto de incertidumbre, donde la música no termina de salir del túnel de la crisis económica, y que todavía arrastra la pesadilla que fue la piratería, es de admirar que sigan apareciendo bandas nuevas y con ilusión. Cuando el mundo se derrumba, la cultura sigue.

Me detengo un segundo en mi reflexión para hablar con dos bandas de nuevo cuño, pero con integrantes más que conocidos, y reconocidos, de la escena castellonense. Hablo con Annacrusa, o lo que es lo mismo Anna Dobon y Sevi Guilles, la que que sin duda será una de las agrupaciones que más dará que hablar en los próximos años y meses. Su primer disco Duelo es de lo mejor que vas a escuchar ahora mismo. Hablamos de la motivación al crear una banda, y más con la que está cayendo.

“Personalmente creo que cuando pienso en montar una banda no me paro a ver cómo está el mundo”, comenta Sevi Guilles. “Las canciones vienen cuando menos te lo esperas, y si les puedas dar vida junto a otras personas de tu misma condición que más da realmente cuál sea el futuro. No imagino a los músicos del Titanic dejando de tocar por el hundimiento de este…”, sentencia.

"Llevo años pensando que parece que siempre es mal momento para todo. Y no”, explica Anna Dobon, vocalista del grupo. “Las cosas creativas llegan en su momento oportuno siempre. Si las dejas pasar demasiado tiempo, puede que ya nunca las rescates”, dice la cantante, para sentenciar que “la motivación es mejorar la vida de los demás, con música, y para eso siempre es buen momento”.

Tocaron antes de la pandemia y ya han podido tocar luego de la misma; el mundo ha cambiado, pero la sensación de un directo sigue intacta. “Las dos cosas son igual de emocionantes”, dice Guilles. “Estamos en un punto en el que poder enseñar nuestro trabajo al público nos llena de vida y energía, sea cual sea la cantidad y la disposición que tengan”. Sin embargo, esta crisis está haciendo estragos. “Está claro que nos ha pasado factura la pandemia y lo vamos a pagar; pero bueno, esperemos que solo sea un trámite y de nuevo volvamos a tocar sin miedos. La música siempre tiene futuro, si consigues apartarlo de la economía”, apunta.

La situación ha cambiado, estamos en una nueva realidad. “Intento ser positiva, y creo que poco a poco vamos a poder tocar e ir a conciertos. El cómo es lo extraño”, comenta Dobon. “No me imagino tocar delante de un auditorio con mascarilla, me recuerda a una peli de ciencia-ficción, pero así va a ser de momento”. Será una imagen impactante como mínimo. “No me gusta esa frialdad. Personalmente prefiero sentir el calor del público y ver sus caras. Creo que la pandemia se ha cargado también el calor humano, tan necesario en los conciertos”. Esperemos que todo vuelva a sus raíles en un futuro cercano. “Se va a generar una nueva manera de consumir la música, y aunque quiero ser optimista, tengo mucho miedo de cómo va a ser eso”, señala.

El rock duro también está de enhorabuena en Castelló, una nueva banda ha nacido con una potencia decibélica de las que enganchan. Insolentes es un grupo lleno de rabia, de riffs atronadores y de rock urbano sin concesiones. Juanjo, su vocalista, habla con mucha ilusión sobre la banda y la motivación  de su nacimiento. “Por la necesidad personal de dejar de imitar a otras bandas y hacer un producto relativamente propio”, dice el también guitarra del grupo. “Todos éramos conocidos, teníamos diferentes proyectos (algunos continúan), y poco más, nos juntamos y nos pusimos a currar”, señala.

El combo está enfrascado ahora en la grabación de su primer trabajo, grabado por Iker y Alfredo Piedrafita en El Sótano Estudios. Grabar un disco en plena pandemia y seguir componiendo es algo que han hecho cientos de bandas, Insolentes, también.

“Bueno, Iker es el productor, Alfredo nos echó un cable con un tema y alguna cosilla que queda pendiente”, comenta. “Trabajar con Iker es un lujazo. Gran profesional y gran persona. De tal palo...”, lo comenta porque Alfredo Piedrafita fue uno de los miembros de Barricada, banda de la que beben los castellonenses. Esta grabación ha tenido la singularidad de un confinamiento mediante, algo que habrá modificado el modo de trabajar. “La forma de trabajo es simple, respetando las normas. Si se puede ir, se va. Si no, se envían archivos por Internet, en definitiva adecuándose a las circunstancias”, explica el cantante.

Volviendo un segundo a Annacrusa, ahora que su elepé está ya en la calle, es el momento en que los vértigos, miedos y orgullos aparecen. “Sin fanfarronear, he visto ya muchos discos míos en la calle, eso no quiere decir que hayan sido súper ventas, pero con todos y cada uno de ellos siento lo mismo, o cada vez un poco más, y es que conozcan realmente como soy, como siento y como quiero que me reconozcan musicalmente”, explica el guitarra.

Parir un disco debe ser una experiencia también liberadora. “La verdad es que es algo maravilloso”, comenta. “Duelo es un disco muy duro a nivel emocional y muy exigente en lo musical. Puedo decirte que lo escucho cada día o cada vez que puedo porque es como hablar consigo mismo”, resume.

“Me siento muy orgullosa de ese trabajo”, añade la vocalista. “A nivel emocional y profesional ha dado un vuelco a mi vida, ha sido muy duro pero muy constructivo”. La verdad es que Duelo es un disco doliente, pero también con una fuerza impresionante. “Día a día vas viendo que todas esas entrañas que soltamos van llegando a personas que te agradecen lo que has hecho en ese disco y entonces ves que el sentido de la música es real, aunque no la puedas palpar, en esos agradecimientos tu corazón bombea fuerte y hay una voz que te dice "lo has hecho bien". Es muy gratificante a nivel humano”, dice.

El rock debe tener algo, porque con la vorágine de crisis casi endémica que lleva sufriendo el sector, debe ser algo que trasciende a lo físico. “Desde que tengo uso de razón el rock está en crisis (risas)”, señala Juanjo. “Esto no se hace para sacar pasta. El rock es una forma de vivir y de entender la realidad. Es una forma de expresión. ¿Para qué?, Para disfrutar de nosotros y de quién quiera venir a algún concierto (ríe)”

Siempre me gusta indagar en la situación de Castelló a nivel musical, nadie duda, y menos después de estos dos ejemplos, de la calidad de sus bandas. “Castellón es una ciudad muy prolífera para su medida, puedes encontrarte bandas de estilos muy diferentes y a cada cual con un nivel alto musicalmente”, comenta. “Tenemos bandas que están dando vueltas por el mundo muy buenas, y otras que sin salir de casa nos dejan boquiabiertos. Lo bueno es que ambas son compañeras y se respetan, o al menos yo lo siento así. La unidad hace la fuerza y creo que Castellón es fuerte por eso, hay que valorar el esfuerzo de jóvenes, porque eso no muera y el respeto de los mayores a su crecimiento”, señala.

A pesar de que existan bandas que desaparezcan, otras cogen el relevo, con mejor o peor suerte. “Me da pena que haya bandas buenas que se queden aquí, y no hagan más”, comenta Dobon. “Pero es por eso que he dicho antes, lo de que nunca es buen momento. En este caso profesionalizarte es dar un salto casi suicida, porque no hay medios. Así que las pocas bandas que duran más de 5 años tienen mucho mérito desde mi humilde opinión, porque siempre hay que estar luchando por unas cosas o por otras y eso es muy agotador. Mucho. En Castellón hay mucho talento desaprovechado.  Pero esta pregunta da para un laaaaaaargo debate”, añade.


En la era de Internet, del streaming, de la descarga directa y de Youtube, ¿el disco sigue siendo tan importante? “Lo importante es no parar de incordiar, por un lado y otro”, responde Juanjo. “El disco es para nosotros y los amigos, y porque no sé, en un pen no mola mucho tener el trabajo (risas) el cd tiene sus letras, sus fotos, su diseño. En definitiva, es la forma de tener guardado un trabajo”, puntualiza. La necesidad de un disco está clara. “Permite la coherencia entre temas, puedes hacer luego otro disco con un concepto distinto, desde sonido a mensajes. Ahora bien, lo suyo para la difusión, son las redes, por supuesto. Entendemos que lo más efectivo para que te conozcan, es colgar un video en Youtube o Spotify”, concluye.

Recogiendo esta idea, Annacrusa se hicieron bastante conocidos antes de tener su disco en físico, Internet fue su primera casa, y a la gente les encantó. “Nuestros singles o adelantos han sido muy bien recibidos por varias cosas, una de las más importantes es quiénes somos y que transmitimos, creo que se refleja en nuestra música y nuestra manera de tocarla”, comenta Guilles. “Además, el mimo y el cuidado que le damos a nuestras presentaciones no suele dar pie a pasar de largo nuestro trabajo, llama la a atención a la escucha”, comenta. La canción tiene que llegar, epatar.

“Esa es la parte fuerte, que la canción sea digna de escuchar y valorada finalmente, sea para bien o para mal. Creemos que Annacrusa no ha inventado nada, pero se respira frescura en sus canciones y un mensaje que tristemente a veces se pierde entre los estilos ya establecidos”, señala.

“Lo que salió del cajón de Sevi cuando me llamó por primera vez, fue como abrir una caja llena de posibilidades, y cada una de ellas me parecía una bomba creativa”, comenta Bodon. “Pensé, ¡por fín! Vamos a hacer algo muy bien hecho y que la gente lo entienda muy bien, y da igual las horas que invirtamos en ello porqué esto es la vida. Quieras o no, eso se refleja en la música”. Es que las melodías, pero también las letras son la columna vertebral de este grupo. “Hemos llegado a la gente porque hay mucho mimo en cada canción. Siempre le digo a Sevi que tiene una cabeza privilegiada, y él se ríe. Pero es verdad. Somos una banda de gente con talento y muchas ganas, no sé si debería decirlo yo, pero lo siento así. Los planetas se han alineado en Annacrusa”, apunta.

Noticias relacionadas

next