X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Hacer la compra, repartir productos y lavar ropa: así atienden ayuntamientos a personas vulnerables

23/03/2020 - 

CASTELLÓ. (CP/ EP). Repartir lotes de productos básicos, hacer la compra y llevarla hasta los domicilios o incluso ayudar en tareas domésticas como el lavado de la ropa y tirar la basura son algunas de las medidas sociales que han implementado los ayuntamientos de Castellón para ayudar a las personas mayores y a los colectivos vulnerables durante el confinamiento y la crisis del coronavirus.

Segorbe pone a disposición un menú diario para niños

Un ejemplo de ello es el Ayuntamiento de Segorbe, donde la Concejalía de Servicios Sociales ha puesto en marcha desde este lunes el servicio de menú diario para un total de 23 niños y niñas de 15 familias en situación de vulnerabilidad. Una actuación que consiste en ofrecer un menú diario a los niños, que se quedan sin el servicio de comedor por el cierre de los centros escolares y los pequeños destinatarios de esta medida han sido propuestos por el personal técnico de Servicios Sociales. Además, el consistorio ha apuntado que el número de familias se podrá ir ampliando a lo largo de los días, y también ha facilitado un justificante para poder salir a la calle a las personas que recogen el menú, cuyo reparto realizan las enfermeras escolares.

Castelló suma más de 300 actuaciones de ayuda

Por su parte, la ciudad de Castelló puso en marcha el Servicio de Emergencia Social por coronavirus a raíz de la declaración de estado de alarma. La iniciativa, puesta en marcha a través de la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento ha realizado un total de 372 intervenciones.

Tal y como apunta el consistorio de la capital de la Plana, este servicio se puso en marcha para ayudar a las personas mayores que viven solas y a familias en situación de vulnerabilidad. Entre las medias puestas en marcha, el Ayuntamiento de Castelló destaca la de la ampliación del Servicio de Asistencia Domiciliaria (SAD), destinado a proporcionar los servicios básicos de higiene, limpieza y demás necesidades de personas mayores o en situación de dependencia y también el servicio Menjar a casa, que distribuye comida a domicilio también a este tipo de colectivos.

Además, Castelló ha puesto en marcha este lunes el reparto de 417 menús en los domicilios particulares de menores en situación de vulnerabilidad, una iniciativa -según apuntan- dirigida a garantizar la alimentación de menores cuyas familias se encuentran en situación de precariedad material severa o vulnerabilidad. Asimismo, el Ayuntamiento ha habilitado el Servicio Municipal de Transporte Adaptado para aquellos casos que sea necesario un desplazamiento para las personas mayores, en situación de dependencia o con movilidad reducida que necesitan desplazarse dentro del término municipal de Castelló.

Reparto de medicamentos en Morella

En el caso de Morella la farmacia ofrece servicio de medicamentos a domicilio en caso de urgencia y el personal auxiliar de enfermería del Centro de Día ha repartido también medicamentos.

Onda amplía su servicio de atención domiciliaria

El Ayuntamiento de Onda ha puesto en marcha un Plan de Acción Social para reforzar la atención a las personas vulnerables mientras dure el estado de alarma. Así, a diario más de 300 vecinos reciben algún tipo de ayuda del gobierno municipal.

Por un lado, el comedor social prepara comida para 51 familias que se la llevan a casa, sumando 11 nuevos menús para aquellas familias en situación de emergencia social y niños que se han quedado sin comedor escolar al suspender las clases. En paralelo, el consistorio también mantiene el servicio de Menjar a casa que lleva a cabo durante todo el año y que ahora reparte comida a domicilio a 35 personas.

Además, Onda ha ampliado el servicio municipal de atención domiciliaria para dar cobertura a otras necesidades básicas de las personas mayores o de riesgo como puede ser la compra de alimentos, medicamentos o cualquier otro producto de primera necesidad. Con el estado de alarma se han alcanzado los 26 usuarios de este servicio. Cabe destacar que se han eliminado los requisitos económicos para ser beneficiarios de este servicio con el fin de que todas las personas susceptibles lo puedan solicitar.

Noticias relacionadas

next