Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La Generalitat asigna 95 viviendas públicas a familias en riesgo de exclusión social

18/05/2020 - 

VALÈNCIA (EP) La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda, a través de la Entitat Valenciana d'Habitatge i Sòl (EVha), ha asignado un total de 95 viviendas públicas a familias en situación de vulnerabilidad desde el inicio de la crisis del coronavirus a mediados de marzo.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha remarcado que atender las necesidades habitacionales de las familias más vulnerables "es un servicio esencial que en estos momentos tan complejos todavía se hace más necesario, ya que la vivienda se ha convertido en el principal refugio".

La mayor parte de las viviendas asignadas ha correspondido a la provincia de Valencia, con un total de 54. Por municipios, la distribución ha sido la siguiente: 17 en Gandia, ocho en Sagunto, siete en Paterna, siete en València, seis en Algemesí, tres en Vilamarxant, dos en Sollana y una en Tavernes de la Valldigna, Bétera, Alfafar y Albaida.

Por lo que respecta a la provincia de Alicante, se han asignado 23 viviendas: 18 en Orihuela, tres en Alcoy, una en Castalla y otra en San Miguel de Salinas. La provincia de Castellón ha sumado 18 adjudicaciones, 17 en Castelló de la Plana y una en Vinarós.

Cinco de las viviendas públicas concedidas durante estos últimos meses han sido para afectados por ejecuciones hipotecarias y otras tres a víctimas de violencia de género. Además, también se ha atendido con carácter de urgencia la necesidad de una vivienda en la ciudad de València.

El director general de EVha, Alberto Aznar, ha resaltado "el enorme esfuerzo de la plantilla de la entidad para seguir prestando el servicio en las actuales circunstancias" así como "el trabajo conjunto que la administración autonómica y local desarrollan para dar una solución a las familias con mayores necesidades".

En ese sentido, ha mostrado su satisfacción por "la gran labor que realizan los servicios sociales municipales, el primer escalón administrativo al que acceden las personas con problemas".

Entre las medidas adoptadas por el Consell para hacer frente a la situación de excepcionalidad provocada por la Covid-19, los residentes de todas las viviendas públicas que gestiona la Conselleria de Vivienda están exentos del pago de sus rentas durante los meses de abril, mayo y junio. Además, a los inquilinos con renta bonificada también se les ha ampliado en tres meses la duración de su bonificación.

Noticias relacionadas

next