Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La costa de Castellón sigue achicando agua y evaluando los daños por la borrasca 'Gloria'

22/01/2020 - 

CASTELLÓ. (EFE). Los municipios costeros de la provincia de Castellón dañados por el paso del temporal Gloria están trabajando junto al Consorcio Provincial de Bomberos para paliar los efectos de la fuerza del mar y achicar el agua, que sigue acumulada especialmente en localidades como Moncofa, y restablecer la normalidad después de los numerosos daños materiales producidos.

La costa sur se ha visto gravemente dañada en municipios como Nules, Moncofa y Almenara donde el agua ha saltado los paseos marítimos -que han quedado destruidos- y ha llegado a las viviendas de las urbanizaciones de la playa inundando también las calles. El alcalde de Moncofa, Wenceslao Alós ha explicado a EFE que los efectivos municipales continúan trabajando sin descanso para tratar de paliar la situación en las urbanizaciones de la playa, en la que varias calles están aún anegadas por el agua.

Alós ha calificado la situación de "catastrófica", tanto en el litoral urbano como natural, ya que "el paseo marítimo ha quedado totalmente arrollado, así como las avenidas y viviendas, en el sendero azul europeo y la microreserva natural que ha sido engullida". Además, ha señalado el primer edil, "el Camí Cabres presenta daños cuantiosísimos en viviendas y el norte y sur del Grao de Moncofa está inundado de forma generalizada".

Se han producido, ha agregado "los mayores daños de la última década", algo debido, ha dicho "a no haberse realizado las actuaciones de espigones que sabemos que se deben realizar desde hace 10 años" por lo que ha pedido al Gobierno central "que se dote al menos con 20 millones de euros para el litoral sur de Castellón".

En Almassora se ha emitido un aviso debido a que el pantano del Sitjar va a abrir un caudal de 50 metros cúbicos por segundo y por ello se ha cerrado el Camino Real de Borriol que cruza la rambla. Asimismo se trabaja en el paseo marítimo para poder reabrirlo lo más pronto posible así como la carretera de la costa, que permanece cerrada.

En el norte de la provincia, el alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, ha convocado una nueva reunión de coordinación este miércoles a primera hora, para planificar los trabajos de recuperación y restablecimiento de la normalidad en la localidad. Durante la reunión del dispositivo de coordinación de emergencias, se ha organizado también la tarea de valoración y balance de daños.

A lo largo de la jornada de este miércoles dos máquinas del Consorcio Provincial de Bomberos y cuatro del Ayuntamiento de Peñíscola están trabajando por restablecer cuanto antes la circulación del tráfico rodado y garantizar la movilidad de los vecinos. Desde el consistorio se va a activar un dispositivo especial para coordinar la solicitud de ayudas necesarias y poder, así, volver a la normalidad con la mayor brevedad.

"Los daños son cuantiosos en playas, en patrimonio, en el paseo, en instalaciones y en mobiliario urbano", ha señalado Martínez, quien ha agregado que desde el primer momento se está trabajando por restablecer la normalidad y comunicar a las administraciones superiores y competentes los primeros daños valorados.

En Vinaròs han comenzado a primera hora de la mañana los trabajos de limpieza y reparación de los daños ocasionados por la borrasca y la brigada de obras y servicios junto a los operarios de la Diputación -que ha cedido una máquina para las tareas de limpieza- están tratando de devolver la normalidad a las calles para poder restablecer la circulación a medidas que avancen los trabajos.

El consistorio ha informado de que la parte vieja del cementerio municipal permanecerá cerrada por el peligro de caída de árboles y los pasos por barrancos y rieras permanecerán cerrados como precaución ante la bajada del río Cervol como consecuencia del deshielo de las nevadas y de la acumulación del agua de los últimos días.

La situación en Benicarló es parecida, donde se trabaja en la limpieza de las zonas de la Mar Xica, Surrac y Aiguadoliva; la rambla de Cervera está cerrada por el paso de abundante agua y el Barranquet con la Ratlla del Terme se abrirá brevemente. 

Noticias relacionadas

next